“El Estado tiene que generar condiciones para reducir la demanda de droga”

Así lo afirmó el secretario de Seguridad, Fernando Telpuk, quien celebró la incorporación de su cartera al trabajo articulado contra las adicciones. Además, señaló que debe trabajarse sobre la prevención ya que “las organizaciones desbaratadas son reemplazadas por otras y la droga que se sacó de la calle es suplantada por otra”.

Por Redacción

sábado 10 de junio, 2017

El secretario de Seguridad, Fernando Telpuk, celebró la integración de las fuerzas policiales al trabajo articulado para tratar la problemática de adicciones. En esta línea, aseguró que el Estado debe generar condiciones para que baje la demanda de estupefacientes.

“El trabajo articulado con salud, y Sedronar tiene que ver con trabajar en la demanda, ver que puede hacer el Estado para generar condiciones que cada vez haya menos jóvenes que demanden estupefacientes. Esta es la política de prevención real del consumo”, afirmó Telpuk en diálogo con El Marplatense.

En este marco, el funcionario explicó, además de trabajar sobre la oferta, se debe hacer hincapié en los compradores. “Festejamos cuando desarticulamos grandes organizaciones, nos sentimos satisfechos cuando llevamos a la justicia a una banda o sacamos droga de la calle. Uno entiende que de esa forma el negocio deja de ser rentable. Pero la experiencia demuestra que esas organizaciones son reemplazadas por otras y la droga que se sacó es suplantada por otra. Lo que es inmutable es la demanda”, aseveró.

Por este motivo, declaró que “es un punto de inflexión que la seguridad sea llamada para debatir sobre políticas que tiendan a reducir la demanda”.

“Desde la agencia de seguridad lo único que podemos hacer es seguir contra lo que estamos luchando, contra la oferta. Pero en un esquema de una política integral de seguridad, es evidente que hace falta interacción con otras áreas y tiene que trabajarse fuertemente sobre la reducción de la demanda”, apuntó Telpuk.

Asimismo, el titular de la cartera de seguridad municipal indicó que “bajó la calidad de la droga y aumentó la toxicidad”, ya que “se utilizan otros elementos para estirarla y cortarla”. “Al aumentar la cantidad al que vende en la calle le permite bajar el precio, porque multiplica la cantidad de dosis”, detalló y luego agregó: “Al momento de buscar rentabilidad, los dealers no tienen ningún tipo de reparo en afectar seriamente la salud del cliente”.

 

 

Comentarios