“Los niños primero”, la incansable necesidad de ayudar

En el barrio El Martillo funciona este comedor que brinda alimento y apoyo escolar a los chicos del barrio. Sin embargo, por falta de mercadería debieron reducir la entrega de viandas a tres veces por semana. Por eso, solicitan la colaboración de los ciudadanos.

Por Redacción

domingo 11 de junio, 2017

“Los niños primero” es uno de los tantos lugares de contención para chicos en Mar del Plata, ya que un comedor es una pieza clave para la formación de aquellos que menos posibilidades tienen. Más de cincuenta chicos del barrio El Martillo asisten a este lugar para recibir alimento y apoyo escolar.

La copa de leche, viandas, un sitio para hacer las tareas y, sobretodo, ser escuchados son algunas de las cosas que reciben los chicos que asisten a Calabria bis 7238. “Los niños primero” se mantiene gracias a la ayuda incansable de sus colaboradores y los aportes de mercadería que reciben.

Sin embargo, ante la falta de asistencia del Municipio, la entrega de viandas debió reducirse. De realizarse todos los días, pasó a hacerse tres veces por semana, para optimizar los recursos. Por este motivo es que las donaciones son más que bienvenidas.

El comedor se maneja con los vecinos. Vamos a la mañana y a la tarde, damos apoyo escolar a los nenes, se les da la copa de leche en ambos turnos y 3 veces por semana hacemos la vianda para que se lleven la comida”, detalló Rocío, una de las colaboradoras, en diálogo con El Marplatense.

Aproximadamente 20 chicos van a la mañana y otros 35 a la tarde. Las edades varían desde los 2 años hasta los 14. “Estamos juntando fondos para poder seguir, tenemos una feria americana donde vendemos ropa para poder comprar mercadería”, añadió Rocío.

“Antes se recibía ayuda del Municipio, pero hace más de dos meses que no. No sabemos porque se cortó la mercadería, pero ahora seguimos colaborando entre todos”, explicó. Para ello, juntan mercadería y reciben donaciones todos los días en el comedor.

Rocío describió que “se dan las viandas tres veces a la semana porque no llegamos”. “Por eso tuvimos que empezar a pedir. Antes no le pedíamos a nadie, pero no podemos solos. Se hace imposible sin ayuda”, sentenció.

Con la incansable necesidad de ayudar que tienen sus colaboradoras y la gente que realiza las donaciones, “Los niños primero” se mantiene vivo en un barrio que, como en tantos otros de Mar del Plata, está plagado de condiciones que pueden llevar a los chicos por caminos oscuros. Estos sitios de contención son propicios para vencer las inclemencias de la droga y la violencia.

Una fiesta especial para el Día del Niño

El comedor “Los niños primero” ya se encuentra planificando la fiesta especial por el Día del Niño. A dicho evento concurrirán 223 chicos, de las 80 familias que habitan en el barrio. Por este motivo, aseguraron que la ayuda es más que necesaria para poder entregar la fiesta que estos nenes se merecen.

 


 

Comentarios