Separación de residuos en origen, un hábito poco frecuente en la ciudad

El programa se implementó en la ciudad en el 2012. Si bien en muchos hogares marplatenses realizan esta acción cotidianamente, la concientización y la difusión de la iniciativa todavía es fundamental para que la comunidad adopte la costumbre y los recicladores reciban un mayor volumen de residuos recuperables.

Por Redacción

domingo 11 de junio, 2017

En sintonía con los nuevos tiempos y el cambio de consciencia a nivel mundial, en 2012 se lanzó en Mar del Plata un programa de separación de residuos en origen que contempla un rol activo de la comunidad y el reciclado de aquellos materiales recuperables.

La tarea consiste en colocar en una bolsa negra los residuos no recuperables y en una bolsa a verde los desechos recuperables. En la bolsa verde se pueden arrojar papel, cartón, vidrio, plásticos, metales, corchos, cables, ropa o telas limpias. En tanto, en la bolsa negra se tiran restos de comida, servilletas o papel tissue utilizado, cartón sucio, telgopor, lámparas bajo consumo, tubos fluorescentes, biromes, papel higiénico, pañales, boletos de colectivo, fotografías, entre otros.

La separación de residuos en origen contempla una recolección diferenciada. De esta manera, en aquellas zonas que tienen un cronograma de recolección de residuos de lunes a sábados (seis veces a la semana), se retiran las bolsas verdes los días martes y viernes y las bolsas negras los lunes, miércoles, jueves y sábados.

En tanto, en los barrios que tienen recolección tres veces por semana, la bolsa verde con residuos recuperables se retiran una vez semanal, según el cronograma que se puede consultar en el sitio oficial del Municipio.

Los desechos recuperables tiene como destino la planta de recuperación, donde la Cooperativa CURA -encargada de la separación, recuperación y comercialización de residuos reciclables- procesa diariamente unas 100 toneladas de residuos, separa los materiales en distintas categorías y los envía a las correspondientes plantas reciclados para cada tipo de material.

Si bien la separación de residuos en origen es un hábito instalado en muchos hogares marplatenses, desde la Cooperativa CURA advirtieron que actualmente se recicla un “15 o 20% del total de la basura” y que “para esta etapa se preveía estar en un 35 o 40%”.

En el marco de la semana del Medio Ambiente, desde el Ente Municipal de Servicios Urbanos (EMSUR) resaltaron en diálogo con El Marplatense que “es muy importante volver a concientizar a la población, volver  a reiterar cómo se hace la separación, qué tipos de residuos van en cada bolsa y cuáles son las dos vías que tiene cada bolsa”.

Cuadro: Sitio oficial Municipalidad de General Pueyrredon.

Respecto a los beneficios de llevar adelante cotidianamente este tipo de acciones, explicaron que “la importancia de la separación de residuos en origen es principalmente ambiental porque se evita emitir contaminantes a la atmósfera y se protegen los recursos, y también social porque dentro de lo que es el reciclado se genera una nueva economía”.

Mientras que los residuos reciclables van a la planta de recuperación, los no recuperables son destinados al relleno sanitario que funciona desde 2012, en reemplazo del basural a cielo abierto que actualmente se está remediando.

Es un terreno que está impermeabilizado, que impide que los líquidos contaminen el suelo y las napas. Se hace un tratamiento de los líquidos y los gases, se cubren los residuos. Tiene un sistema de tratamiento por relleno sanitario que es amigable con el ambiente”, sostuvieron desde el EMSUR en relación al lugar donde se tratan los residuos no recuperables.

Luego de cinco años de su implementación, las campañas de concientización aún son necesarias para fortalecer este programa de separación de residuos en origen. En este sentido, desde el Municipio colocaron en los últimos días 54 pares de cestos negros y verdes en las principales zonas comerciales de la ciudad para generar el hábito en la población.

 

Comentarios