Buscan resolver el conflicto social en el barrio López de Gomara

Mientras se le brinda seguridad a los vecinos de la zona, el Gobierno municipal trata de destrabar la problemática que se acrecentó en el último fin de semana.

Por Redacción

miércoles 14 de junio, 2017

Desde el inicio del fin de semana pasado se acrecentó la conflictividad en el barrio López de Gomara. Un grupo de vecinos denuncia un puesto de venta de droga en la zona y se instalaron en la esquina de Necochea y Nasser para evitar la circulación de gente que quisiera llegar hasta el presunto kiosco de menudeo.

Tras esta problemática, el Municipio comenzó a ofrecer seguridad a los vecinos de la zona, a través de la presencia policial, y trabaja intensamente para destrabar este conflicto.

“Esto surgió a partir del último viernes de una demanda judicial que da el Juez Tapia para un allanamiento en el que intervino el fiscal Arévalo, en el cual se plantea la detención de una persona que estaría viviendo en el asentamiento de Necochea 8600. La persona no es encontrada en el lugar y empiezan a surgir problemas con vecinos de alrededor”, explicó la secretaria de Desarrollo Social, Vilma Baragiola, sobre el inicio del conflicto en diálogo con El Marplatense.

En este marco, la funcionaria señaló que se pusieron en contacto con la Justicia de Medicación, para que intervenga en la “necesidad de que vuelva la convivencia entre vecinos”. Asimismo, detalló que la venta de droga en el asentamiento debería denunciarse ante la Justicia para su intervención.

Por ello, aclaró que además de la orden de allanamiento y una denuncia por “el estado de infancia y derechos vulnerados” de las familias, “no hay otras denuncias”. Además, apuntó que no puede trasladar a las familias, sino iniciar un expediente para comenzar a diagramar la entrega del predio fiscal.

“La contención que puedo dar es ver en qué situación están, darle algún tipo de contención alimentaria o un colchón, pero no puedo decir que voy a trasladar las familias”, declaró Baragiola.

En tanto, el secretario de Seguridad, Fernando Telpuk, aseveró a este mediop que “desde un sector de la ciudad se culpa de algunas conductas delictuales que habrá que probarlas, pero está claro que hay que intervenir rápidamente para que eso se normalice”. Además, agregó: “Creo que requiere un abordaje urgente por parte del Estado”.

“Lo que estuvimos haciendo ayer fue tratar de lograr que los vecinos respeten los derechos del otro, que cada uno haga las denuncias que tenga que hacer y que la Justicia sea quien dirima quién tiene razón y quién no y que ponga las cosas en orden”, expresó el funcionario.

Telpuk aseguró que habrá presencia policial en el barrio porque “lo peor que nos podría pasar es que los vecinos entiendan que cada uno tiene su propia manera de hacer justicia”. En este sentido, añadió: “Para evitar eso y para mantener el equilibrio de intereses, tiene que estar la policía presente para evitar desbordes”.

El titular de la cartera de seguridad planteó que los resultados de los allanamientos dieron negativo y eso “generó la reacción de los vecinos que pretenden la relocalización” del asentamiento. “Hay que entender que hay familias, muchos chicos… Estaban sin luz, con un par de casillas que han sido destruidas y calentándose con fuego. Nada bueno puede salir de esa situación”, explicó.

 


 

Comentarios