Las Dalias: “Hay gente que camina entre el barro cuando hay temporales”

Así lo aseguró Luis Alderete, referente de la sociedad de fomento, quien afirmó que “el estado de las calles, como en toda la periferia marplatense, es pésimo”.

Por Redacción

viernes 23 de junio, 2017

Desde la Sociedad de Fomento de Las Dalias denunciaron “abandono de parte del Estado” frente a la falta de obras en este barrio de la zona norte de Mar del Plata.

Luis Alderete, referente de la asociación vecinal, señaló a El Marplatense: “El estado de las calles, como el de toda la periferia marplatense, es pésimo. Hace por lo menos ocho años que no mantienen. Las máquinas remueven un poco de tierra de los cordones, lo llevan para el medio, tiran dos o tres camiones de granza cada dos cuadras, cuando tendrían que ser, hoy como están las calles, por lo menos cinco camiones por cuadra”.

“El EMVIAL manda máquinas dos días. Los supervisores que están a cargo de los trabajos, gente de carrera que está hace muchos años, no se toman su tiempo ni siquiera para escuchar el vecino. Falta planeamiento”, sostuvo.

Respecto a las problemáticas que genera la falta de mantenimiento, Alderete indicó que “no solamente complica el tránsito, sino que complica a los transeúntes porque un barrio como Las Dalias no tenemos vereda”.

La sociedad de Fomento realiza trabajos de limpieza y de corte de pasto en distintos sectores del barrio y durante el verano pidieron supervisión del Municipio. “Nosotros tenemos 140 manzanas de territorio y las 140 las mantuvimos a pleno”, agregó.

En este marco, Alderete apuntó: “Creo que el EMVIAL se debería acercar a todas las sociedades de fomento y hacer un planeamiento de cuáles son las calles más urgentes y luego actuar sobre lo más urgentes y empezar a repasar calles que no se han repasado“.

Asimismo, el referente barrial afirmó: “Tenemos un sector del barrio, un 40%, que son gente que camina entre el barro cuando hay temporal. Hay deserción escolar porque caminan entre el barro y hay problemas en la salita de salud. Ésa es la realidad. Es triste. Nosotros hacemos lo que podemos”.

En relación al temporal que afectó a la ciudad a principios de abril, reconoció: “Estuvimos asistiendo a una familia que quedó bajó el agua, toda la cuadra estaba bajo el agua”.

Por otra parte, se refirió a la cobertura del transporte público en la zona: “Hace 15 años que estamos pidiendo que el colectivo pase por una calle interna, para que no pase cuatro cuadras de campo por Beltrán. A un montón de gente del barrio nos queda a 8 o 10 cuadras la parada, sumado a eso la falta de iluminación que hay”.

En esa línea, remarcó: “De noche es otro barrio. Todo lo que ves lindo de día, es lúgubre de noche. Da miedo transitarlo. Hay gente que a las 8 de la noche cierra sus puertas porque tiene miedo”.

“Las dependencias de la Municipalidad van a tener que replantearse muy bien qué es lo que van a hacer y realizar un proyecto de mantenimiento y de trabajo porque así vamos a seguir igual”, concluyó.

 


 

Comentarios