El Municipio asegura “seguir encontrando sorpresas” que aumentan las deudas

El Secretario de Hacienda de la comuna, Gustavo Schroeder, aseguró que aún reciben expedientes y reclamos de acreedores que estaban “ocultos” y que aumentan el monto de la deuda que debe afrontar la administración municipal. “Siguen habiendo sorpresas hoy en día por actualizaciones de incumplimientos y varias circunstancias”, afirmó.

Por Redacción

domingo 25 de junio, 2017

Tratar de reducir el monto de la deuda que arrastra el Municipio sigue siendo uno de los principales objetivos en los que pone foco la administración local. Sin embargo, el Gobierno del Intendente Carlos Arroyo aún encuentran distintas dificultades ya que aseguran que, hasta el día de hoy, se siguen encontrando con nuevos reclamos de acreedores que no estaban contabilizados y que aumentan aún más los montos adeudados que deben afrontarse.

En un mano a mano con El Marplatense, el Secretario de Hacienda de la comuna, Gustavo Schroeder, dijo que desde un principio la gestión se encontró con demandas en el Concejo Deliberante que al ser “chequeadas” en la Contabilidad municipal demostraban que “había un montón de comprobantes que no estaban registrados”. “Esas facturas aparecían después en cajones y carpetas que, como se dice en la jerga económica, eran esqueletos. Estaban escondidos, guardados”, apuntó.

“Hay muchos expedientes con trámites y reconocimiento de deuda de acreedores y a medida que el Concejo los evalué, se tienen que registrar como deuda. Es dinámico, si bien creemos que la mayor parte está registrada, siempre nos encontramos con alguna sorpresa”, afirmó, y puso en este mismo marco la deuda con los polideportivos barriales, que impide su finalización.

En la misma línea, el funcionario aseguró que este tipo de “sorpresas” aparecen actualmente “en menor cuantía” por actualizaciones que surgen por “incumplimientos y varias circunstancias”. “El grueso igual está registrado, pero siempre aparecen algunas situaciones”, aseveró.

“Cuando la gestión se inició, y a medida que paso el tiempo y se fue actualizando, podíamos hablar que la deuda, a 15 diciembre de 2015, superaba los 1300 millones de pesos pero seguimos actualizándola, porque hay cosas que no están registradas en ningún lado”, insistió.

“NO SE HA PODIDO LLEGAR A TRABAJAR EN UN ESQUEMA DE CONSOLIDACIÓN DE LA DEUDA”

Al trazar un balance de su cartera, Schroeder consideró que se ha logrado “restablecer la confianza” con los acreedores con los que se mantenían deudas y también se pudo “salir del ahogo financiero” que implica el uso del descubierto bancario, pero reconoció que el “endeudamiento” persiste como una cuenta pendiente para el Municipio.

“Lo que no se ha podido llegar es a trabajar en un esquema de consolidación de la deuda, como un bono o título o alguna legislación que permita darle certeza y tranquilidad al acreedor y tener que fijar una cuota mensual, para no tener que estar en el análisis diario de las prioridades”, indicó.

En esta línea, el Secretario de Hacienda de la comuna dijo que “el endeudamiento todavía es algo que falta solucionar” ya que “genera mucho desgaste y mucha tensión en el día a día”. “Todos los acreedores hacen los reclamos y obviamente los recursos son escasos para atender toda la deuda”, fundamentó.

“El Municipio lamentablemente va a estar comprometido por un buen tiempo en sus presupuestos y sus finanzas, porque en el 2012 se instaló manera crónica un déficit presupuestario que fue creciendo en los años subsiguientes”, apuntó, y concluyó: “Eso lo logramos contener en el 2016 y estamos trabajando también para eso en el 2017, con el norte puesto en que esto se revierta”.

 

 


 

Comentarios