Un Aldosivi a la deriva se fue al descenso en el Minella

El equipo marplatense sólo mostró empuje ante Olimpo. Demasiado poco para justificar su permanencia en la elite del fútbol argentino. La derrota 3 a 0 lo condenó a la Primera B Nacional.

Por Redacción

lunes 26 de junio, 2017

A la deriva, sin poder definir un estilo a lo largo de la temporada, Aldosivi volvió a mostrar la cara de la impotencia este lunes y se fue al descenso. Así de cruel. Así de triste. Mar del Plata se quedó sin un equipo en Primera, luego de la derrota del “Tiburón” por 3 a 0 ante Olimpo de Bahía Blanca en el Minella. Sin plan de juego visible más allá de los envíos largos de los centrales a los delanteros, el elenco marplatense volvió a exhibir su falta de gol en el peor momento posible (sólo metió 15 en todo el torneo). Y padeció a un rival demasiado contundente, que apenas le dejó la chance de esperar esa derrota de Temperley que nunca llegó.

Aldosivi salió a jugar el partido en “modo emergencia”. Quizás la lluvia le dio la excusa para utilizar sistemáticamente el pelotazo desde el primer minuto. Pero el equipo marplatense no presentó delanteros que se sientan cómodos en ese juego. Ni Medina ni Benedetti están diseñados para la lucha aérea. Por eso Cabral y Rodríguez, los centrales de Olimpo, ganaron la mayoría de los envíos.

El equipo marplatense, más necesitado que la visita, le rodeó la manzana durante un rato a Olimpo. Con mucho empuje. Pero con muy poca claridad como para abrir el marcador. Y mientras Aldosivi no tuvo gol en toda la temporada, Olimpo tiene a Fernando Coniglio, letal para convertir las primeras dos chances de los bahienses. El delantero aprovechó un desborde de Caballuci y ajustició a Campodónico a los 20’. Dos minutos después, usufructuó un resbalón de Alegre para eludir al arquero y establecer el 2´-0 con total frialdad.

Era una película de terror. La lluvia y la desolación de Aldosivi.  La angustia de los socios, únicos habilitados a acceder al Minella, condenados a esperar una derrota de Temperley. Perazzo mandó a la cancha a Miracco, sacó a Sosa Otermín y dejó al equipo con tres delanteros. Pero la búsqueda no varió.  Los pelotazos se repitieron.  Y ya era jugar contra Olimpo y contra los nervios. Para colmo, en el cierre del primer tiempo, Miracco (que había armado una buena jugada individual) entró en el juego de Cabral, que se lo llevó a las duchas.

Con la desesperación a cuestas, menos lugar hubo para que aparezcan ideas. Lo fue a buscar Aldosivi, pero su nulo peso ofensivo no le permitió ni siquiera descontar. Olimpo, replegado, dio otra prueba de su contundencia letal. Cabalucci, a los 27’, la clavó en el ángulo en un contraataque aislado. Fue el golpe del final. Después, la oscuridad. Del estadio (se cortó la luz durante varios minutos) y de Aldosivi, que se despidió de las luces del fútbol grande de la Argentina.

Síntesis:

Aldosivi (0): Pablo Campodónico; Ismael Quilez, Alan Alegre, Jonatan Galván y Franco Canever; Nahuel Yeri, Roberto Brum, Leandro Sosa Otermin y Pablo Lugüercio; Antonio Medina y Jonathan Benedetti.  DT: Walter Perazzo.

Olimpo (3):  Adrián Gabbarini; Ezequiel Parnisari, Yonatan Cabral, Carlos Rodríguez, y Nicolás Pantaleone; Emiliano Tellechea, Jonathan Blanco, Lucas Villarruel, Rodrigo Caballuci; Fernando Troyansky y Fernando Coniglio. DT: Mario Sciacqua.

Gol en el PT: 20’ y 22’ Coniglio (O).

Gol en el ST: 27’ Cabalucci (O).

Cambios: en el PT: 35’ Nicolás Miracco por Sosa Otermín; en el ST: 19’ Sebastián Navarro por Lugüercio, 20’ Said Llambayd por Troyanski, 57’ Ramiro Arias por Alan Alegre, 63’ Pérez Guedes por Caballucci, 71’ Mayer por Coniglio.

Incidencias en el PT: 48’ expulsados Miracco (A) y Cabral (O).

Incidencias en el ST: A los 32 minutos fue interrumpido el partido por un apagón de las luces del estadio.

Árbitro: Juan Pablo Pompei.

Estadio: José María Minella.

 


 

Comentarios