Un jardín del barrio Autódromo sufrió el quinto robo en el año

Ocurrió este fin de semana. Se trata del Jardín de Infantes Nº 593, ubicado en 39 y 223. Además de llevarse objetos de valor, los delincuentes produjeron “daños cuantiosos” por roturas de puertas, muebles y ventanas. Los dos menores que cometieron el robo fueron detenidos.

Por Redacción

lunes 26 de junio, 2017

El Jardín de Infantes N° 943 del barrio Autódromo volvió a ser este fin de semana, por quinta vez en el año, el blanco de la delincuencia. Además de sufrir el robo de distintos elementos de valor, se registraron “daños cuantiosos” en el establecimiento provincial por roturas de ventanas, puertas y muebles, según denunciaron las autoridades. “Ya no queda más nada para robar acá”, aseguraron.

Desde el Consejo Escolar manifestaron “profunda preocupación” por la seguidilla de hechos delictivos que afectan a la comunidad educativa de la escuela, ubicada en 39 y 223, ya que reconocieron que los asaltos a la institución se presentan como una constante desde el año pasado.

Recuperar todo lo robado a lo largo de este año y del año pasado va a llevar muchísimo tiempo. A este jardín prácticamente ya no lo queda más nada por robar”, manifestó a El Marplatense la presidente del organismo, Sofía Badie.

Al puntualizar sobre el último robo que tuvo lugar este fin de semana, la funcionaria dijo que los delincuentes “ingresaron al sector de cocinas y se llevaron alimentos”, además de provocar roturas en las instalaciones con la que cuenta el jardín de infantes. “Esto ya se trata de destruir porque sí”, expresó.

En tanto, fuentes policiales informaron que los responsables del hecho delictivo fueron capturados por personal de la comisaría 11. Según se precisó, se trata de dos menores, de 15 años, que quedaron imputados en una causa por el delito de “epígrafe”, que tramita en la Fiscalía del Fuero de Responsabilidad Juvenil.

Los daños son cuantiosos en cuanto a las roturas de ventanas, de las puertas y cercos perimetrales. Las rejas las arrancaron. Estamos interviniendo en forma permanente en el arreglo de este jardín pero la situación de la comunidad es compleja. Su directora y docentes están en una situación de extrema preocupación”, aseguró.

Ante este escenario, Badie adelantó que ya coordinó una reunión con representantes locales de la Policía de la Provincia de Buenos Aires para intentar frenar esta ola de robos que azotan al establecimiento. “No sólo ya robaron cinco veces este año, sino que el año pasado superó esta cifra. No se puede trabajar de esta manera”, aseveró.

 


 

Comentarios