La familia del jubilado desligó a la Anses y dijeron que sufría “depresión”

Las sobrinas del hombre que se pegó un tiro en una sede local de la entidad señalaron que sufría “depresión”. “Es una persona que hace mucho tiempo falleció la mujer, ya estaba triste por eso, su último amigo falleció el mes pasado y no tenía a nadie más que nosotras dos que vivimos en Capital”, afirmaron.

Por Redacción

jueves 29 de junio, 2017

Las sobrinas del jubilado que falleció este jueves en Mar del Plata tras pegarse un tiro en la sede de la Anses, Valeria Cabral y Nora Leydet, desligaron responsabilidades al organismo sobre el hecho. Asimismo, apuntaron que el hombre sufría “depresión” y vivía con “mucha soledad”.

“El tío nos llamó desde Mar del Plata para que lo vayamos a buscar porque ya venía mal, tenía una pierna que no funcionaba bien, no podía ir a comprar y quería venir a Buenos Aires con nosotras”, afirmaron en diálogo con El Marplatense.Somos las únicas que quedamos en la familia, nos visitamos muy seguido, pero decidió que sólo no podía seguir acá”, añadieron.

En referencia a su visita a la entidad, ratificaron que fue para hacer un trámite sobre el traspaso de domicilio a Buenos Aires y para tramitar el cobro de la jubilación en dicha ciudad. Sin embargo, sólo hicieron las averiguaciones pero no el trámite.

“Estábamos por salir y él dice: ‘Espera que conozco a alguien, voy a ver si puede hacer algo’. Nosotras estábamos sobre la puerta de salida, él va hasta el fondo y se escuchó el tiro”, relataron sobre el trágico hecho.

Asimismo, ratificaron que no tuvieron “ningún problema” en la dependencia ubicada en Independencia entre Avellaneda y San Lorenzo. “La gente del Anses a nosotras nos atendió bien y nos contuvo permanentemente”, señalaron.

Yo no sé por qué tomó la decisión. Es una persona que hace mucho tiempo falleció la mujer, ya estaba triste por eso, su último amigo falleció el mes pasado y no tenía a nadie más que nosotras dos que vivimos en Capital”, apuntaron las familiares del jubilado, quien vivía con “mucha soledad”.

En este sentido, declararon que “quizás él ya sabía todo esto y por eso nos llamó, nos despidió”. “Él había expresado su deseo de irse a Buenos Aires pero también estaba triste con su situación, que ya él creía que estaba muy grande y no tenía que hacer algo en esta vida, eso lo expresó en alguna oportunidad”, añadieron.

Asimismo, señalaron que se trata de una situación personal y se desligaron de cuestiones políticas. “Esto es algo personal, no tiene nada que ver nadie”, afirmaron.

 


 

Comentarios