4° C
Clear
Clear

Industria textil: afirman caída del consumo pero con subas de importaciones

Pese al crecimiento del sector industrial en mayo, esta rama volvió a sufrir una caída en la producción. Desde la Cámara Textil local aseguraron que “Mar del Plata no es ajena a la situación general del país”.

Por LP

domingo 2 de julio, 2017

La actividad industrial creció un 2,7% en mayo respecto al mismo mes del año pasado y cortó una racha negativa de quince meses de caídas consecutivas, según publicó esta semana el Instituto Nacional de Estadística y Censos (INDEC). No obstante, desde la Unión Industrial Marplatense (UIM) sostuvieron que “los efectos y el impacto directo todavía no se ve reflejado” en Mar del Plata.

El repunte de la industria a nivel nacional estuvo marcado por el presente del sector automotriz, que creció un 17,4% en mayo en relación al mismo período de 2016, el resto de la industria metalmecánica, que mejoró en torno al 11,6%, y Productos de caucho y tabaco que lo hizo al ritmo del 5,9%. Sin embargo, hay otras ramas que aún no han podido recuperarse.

Un claro ejemplo es la industria textil, que comenzó a caer en el semestre pasado y en los cinco primeros meses de 2017 se mantuvo la tendencia. La actividad decreció en mayo un 13,3% en relación al mismo mes de 2016.

El presidente de la Cámara Textil local, Juan Pablo Maisonnave, aseguró que “Mar del Plata no es ajena a la situación general del país”. En diálogo con El Marplatense, explicó que “la baja del consumo interno y el incremento de productos importados en el sector afectan directamente a la fabricación de la industria textil nacional”.

La Cámara Industrial Argentina de la Indumentaria (CIAI) publicó recientemente los informes correspondientes a los valores de las exportaciones e importaciones en el sector textil en el período enero-mayo de 2017. En este marco, las ventas al exterior se retrotrajeron un 24,4% interanual en volumen y un 14,3% en valor. En cuanto a la compra de productos elaborados en el extranjero, si bien en mayo hubo una leve caída respecto a abril, se produjo un aumento interanual del 68% en volumen y del 34% en valor.

Asimismo, los últimos relevamientos de la Confederación Argentina de la Mediana Empresa (CAME) reflejan la caída del consumo interno en el rubro textil. En este sentido, en abril las ventas interanuales cayeron un 5% en calzado, un 4,6% en textil (blanco) y un 4,4% en textil (indumentaria). En tanto, para el Día del Padre el comercio de calzado bajó un 5,5% interanual y el de indumentaria se retrotrajo un 4,3% interanual.

La mayoría de las fábricas de Mar del Plata producen a primeras marcas de todo el país. La baja de consumo en los locales de la industria de indumentaria y textil hace que impacte directamente en el sector textil de Mar del Plata”, sostuvo Maisonnave.

En esta línea, el referente del sector señaló:”La baja se está dando al nivel del consumidor final por la baja del poder adquisitivo y se suma el incremento de productos importados. Eso hace que cuando haya que planificar la otra temporada muchas marcas están proyectando importar y no comprar a las fábricas de industria nacional”.

“Si bien hoy el consumo está bajando y está bajo, la realidad es que si no hay consumo no se compra ni importado ni nacional”, afirmó y advirtió: “Si hay apertura de productos terminados del sector, complica aún más la situación. Ésa es hoy la alarma“.

En este contexto, Maisonnave indicó que “lo que están haciendo los industriales es tratar de tomar recaudos, adelantar vacaciones, achicar horas extras, pero no quieren desprenderse del recurso humano que están valioso para esta industria porque es la que genera valor agregado”.

“Las fábricas que están trabajando acá están manteniendo el personal porque los textiles son todos bastante optimistas. Siguen invirtiendo en maquinaria, siguen capacitando a la gente y no quieren desprenderse de ese recurso humano porque después para capacitarlos se tarda más de un año”, destacó.

Por otra parte, se refirió a la reforma tributaria en la que trabajan desde la Cámara, a partir de una ley que busca “incluir al fabricante y al tallerista que no tiene regularizado al personal”. “El tema tributario para nosotros es importante porque después cuando uno ve la prenda tiene más del 40 o 50% que corresponde a impuestos”, apuntó.

Además, el presidente de la Cámara Textil de Mar del Plata subrayó: “Se está trabajando para que se demuestre que la industria textil que hizo todos los deberes es competitiva a nivel mundial porque hay fábricas que tienen las mejores máquinas que hay en el mundo. Nos castigan por generar valor agregado cuando tendría que ser al revés, tendrían que premiarnos por generar valor agregado para poder exportar el valor agregado”.

Pese al panorama negativo, la caída del consumo interno y el aumento de importaciones, el sector textil mantiene el optimismo de cara a los próximos meses e impulsa una serie de iniciativas para revertir el presente. Al mismo tiempo, la preocupación por los productos ingresados desde el exterior enciende un alerta para los fabricantes del rubro.


 

Comentarios