8° C
Clear
Clear

Fernando Lario, un misterio que ya lleva 5 años

El arquitecto desapareció el 7 de julio de 2012. Sus familiares y las autoridades de la Facultad de Arquitectura descubrieron este viernes una placa con su rostro. “Creemos que está muerto, pero queremos una respuesta, saber que está en algún lado”, explicó su hermana Laura

Por LP

viernes 7 de julio, 2017

A cinco años de la desaparición de Fernando Lario, el arquitecto y docente cuyo paradero se desconoce desde el 7 de julio de 2012, familiares y autoridades de la Facultad de Arquitectura descubrieron esta mañana una placa con su rostro en la Biblioteca central de la institución para mantener “viva” su búsqueda, que no ha registrado mayores avances en la Justicia.

“Seguimos haciendo ruido con la ayuda del Decano de la Facultad, Guillermo Eciolaza, para descubrir una placa acá donde el hizo el segundo tramo del proyecto cuando desapareció y plasmando una foto de él pintada por Helio Piralta en Peña y Funes, como para darle una caricia al alma de mi mamá y de todos nosotros”, expresó a El Marplatense Laura, hermana del profesor desaparecido.

La hermana de Fernando cuestionó el accionar de la fiscalía para dar con su paradero, e insistió que desde la Justicia “no se ha hecho nada” por la causa. “Estamos pidiendo que se realice un pozo hace mucho tiempo. Hemos pedido dos o tres acciones desde hace dos años y seguimos esperando la respuesta”, explicó.

“No sé si lo voy a encontrar a mi hermano, no creo que lo encuentre más. Pero no quiero que nadie más pase por este dolor”, dijo, y agregó: “Nosotros creemos que está muerto, que le pasó algo. Puede ser que lo hayan matado. Pero no sé, lo único que quiero es una respuesta, saber que está en algún lado”.

Ante la consulta de este medio por los resultados que arrojaron las cámaras de la zona donde desapareció, Laura dijo que “nunca se supo que pasó con eso”. “Es todo muy raro. Y me da bronca tener que llegar a cinco años de angustia y de tristeza con mi vieja y con mi hermana, que son mis pilares. Quiero que aparezca Fernando, vivo o muerto”, ratificó, y sostuvo: “Sigo luchando por el amor que le tengo a mi hermano. Eso es lo único que hace yo pueda seguir”.

“NOS FALTA UN COMPAÑERO DE TRABAJO”

Por su parte, el Decano de la Facultad, Guillermo Eciolaza, destacó el paso de Lario por Arquitectura. “Tuvo una trayectoria destacada y los estudiantes lo elegían para tenerlo de ayudante incluso”, dijo, y explicó: “Él participó en la construcción de este edificio que es la Biblioteca Central de la Universidad y nos parecía que había que acompañar toda esta fuerza que tiene la familia”

“Tenemos que mantener su búsqueda, por eso ya se hicieron una serie de acciones como el mural de Peña y Funes la semana pasada y ahora colocando acá este recordatorio suyo”, fundamentó.

Eciolaza insistió en la necesidad de que la Justicia no disminuya sus recursos para dar con el paradero del docente. “Sabemos muy bien que a la familia le falta un hermano, un padre, pero a nosotros nos falta un compañero de trabajo”, concluyó.

UN MISTERIO CON VARIAS HIPÓTESIS

La última vez que se lo vio con vida a Fernando Lario fue el 7 de julio de 2012, en la Universidad Nacional de Mar del Plata, ubicada en Funes y Roca.  Al momento de su desaparición, el arquitecto y docente universitario tenía 45 años. Hoy, cinco años después, todavía nadie sabe nada de su paradero.

Los investigadores manejan distintas hipótesis desde aquel día. Se barajó la posibilidad del suicidio, una posible huida de la ciudad y hasta que haya sido asesinado. Sin embargo, hasta el momento nadie puede confirmar qué pasó con Lario, padre de un chico de 16 años.

El mismo sábado en que desapareció Lario, una joven encontró, al borde de un acantilado en la zona sur, un morral con documentación y objetos personales del arquitecto. Sin embargo, el cuerpo nunca se encontró pese a las intensas búsquedas, y los investigadores no cuentan con elementos que les permitan direccionar el caso únicamente hacia la hipótesis de suicidio.

Mientras tanto, los años pasan y el caso se ha transformado en un misterio total. En 2017, todavía nadie sabe qué pasó con Fernando Lario.

 


 

Comentarios