El empresario pyme destina en promedio el 42% de sus ventas al pago de impuestos, según señalaron desde la Confederación Argentina de la Mediana Empresa (CAME). El presidente de la entidad, Fabián Tarrío, criticó que “la carga tributaria en la Argentina se volvió inviable en materia de competitividad”.

Se estima que la incidencia final promedio de los impuestos sobre el precio definitivo de venta del producto es del 38 %. No obstante, advirtieron que en algunos sectores la incidencia de aranceles sobre el precio final supera el 50%.

Desde la CAME remarcaron que estas dificultades se deben principalmente a tres factores. Uno de ellos es “un sector informal muy grande y en crecimiento” dado que calculan que actualmente “entre el 35% y el 40% de la economía se mueve en el incumplimiento”.

Mirá también:  Cristina: "La sociedad demanda una oposición seria, firme y concreta"

Otro factor son las “necesidades fiscales crecientes de provincias, municipios y del mismo Gobierno Nacional, que fue llevando a la suba de alícuotas y el agregado de nuevos aranceles”.

En tercer lugar, destacaron que el “sistema tributario fue emparchado año tras año según visiones particulares de los gobiernos que sucedieron en el país, sin sentarse a planificar los primordiales principios y fundamentos de lo que se grava”.


 

Comentarios

comentarios