4° C
Clear
Clear

Policía mató a un menor de 14 años que quiso robarle en San Martín

El hecho ocurrió esta madrugada en el partido bonaerense. Además, otros dos menores fueron heridos. La familia denunció gatillo fácil y atacaron la casa del efectivo con piedras e incendiaron el frente de la vivienda.

Por Redacción

martes 18 de julio, 2017

Un policía mató de un balazo en la cabeza a un adolescente de 14 años e hirió a otros dos al resistirse a un robo cuando se hallaba junto a su novia en el partido bonaerense de San Martín. Tras el hecho, familiares del joven fallecido se concentraron frente a la casa de efectivo asaltado, atacaron el frente con piedras y la prendieron fuego.

El hecho ocurrió en las últimas horas de anoche en la intersección de las calles Ocampo y José Hernández. El policía, que pertenece al Grupo de Apoyo Departamental (GAD) de San Martín, quedó demorado hasta que se determine si actuó en defensa propia.

En tanto, este martes, la madre del adolescente fallecido aseguró que su hijo no era delincuente, que no tenía armas y que demoraron tres horas en atenderlo.

Según los investigadores, todo comenzó cuando el policía, quien se hallaba vestido con ropas de civil y estaba franco de servicio, salía de su casa para ir a comprar algo para cenar junto a su ex novia, de 38 años.

En ese momento, aparentemente al menos cinco adolescentes pretendieron asaltarlo con un arma y le exigieron los objetos de valor, tanto a él como a su novia.

Según las fuentes policiales, el efectivo les entregó su teléfono celular y, en un descuido de los asaltantes, extrajo su pistola reglamentaria calibre 9 milímetros y se identificó como policía. Esa maniobra hizo retroceder a los adolescentes, pero se cree que uno de ellos le apuntó con un arma y el policía comenzó a disparar.

Como consecuencia de los balazos, uno de los adolescentes, identificado por la policía como Rodrigo Alejandro Correa (14) resultó fallecido, mientras que otros dos (de 16 y 14 años) fueron trasladados al Hospital Castex, donde quedaron internados y detenidos.

El fiscal de la causa dispuso el secuestro del arma reglamentaria del policía asaltado y lo notificó de la formación de la causa y los peritajes sean realizados por personal de Gendarmería Nacional, que no hallaron ninguna arma, además de la que utilizó el policía.

Tras el hecho, familiares de Correa se dirigieron hasta la casa del policía asaltado donde arrojaron piedras e incendiaron el frente de la vivienda, lo que motivó la intervención de efectivos de la comisaría 5a.de San Martín y de los Bomberos, dijeron las fuentes.

Fuente: Clarín


 

Comentarios