16° C
Clear
Clear

Pidieron elevar a juicio la causa contra una megabanda narco de la ciudad

Lo solicitó la fiscal Laura Mazzaferri, quien logró corroborar todos los elementos probatorios para avanzar en el caso, que tiene a nueve procesados. Se trata de una organización que cayó en 2015 trasladando tres toneladas de marihuana desde Misiones a Mar del Plata. Fomentaban el narcomenudeo en gran parte de la ciudad. 

Por Redacción

sábado 5 de agosto, 2017

La fiscal Laura Mazzaferri solicitó en las últimas horas la elevación a juicio en la causa que investiga desde el 2015 a una megabanda narco de Mar del Plata que fue descubierta en agosto de ese año, cuando se incautaron tres toneladas de marihuana de un camión que, desde Misiones, venía a la ciudad. La presentación deberá ser confirmada por instancias superiores en los próximos días, según informaron fuentes judiciales a El Marplatense.

Se trata de una organización que obtenía estupefacientes de países fronterizos, los ingresaba al país y los trasladaban a la ciudad mediante camiones y otros vehículos, para luego fomentar el narcomenudeo. Ya con la droga en Mar del Plata, la fraccionaban para su venta a distintos grupos que se encargaban de su comercialización en bunkers o en vía pública.

A fines de ese año, el juez federal Santiago Inchausti resolvió el procesamiento de los nueve imputados por el delito de transporte y comercialización de estupefacientes, con distintas participaciones. En tanto, a mediados del 2016, hubo otros ocho detenidos, luego de nuevos procedimientos.

La causa, llamada “Marea Verde”, se originó con la detención de un joven que vendía droga en la Peatonal San Martín y que derivó en la requisa de un camión que llevaría casi tres toneladas de marihuana (cotizado en unos 27 millones de pesos) desde Misiones hasta Mar del Plata, que se supone se acopiaría para el verano.

La investigación se inició a partir de la detención de un sujeto el 9 de enero en plena temporada y centro marplatense, quien llevaba consigo dos ladrillos de marihuana, pastillas de éxtasis y cocaína. A partir de allí, se comenzó a subir en la escala de responsabilidades. “Esta modalidad de investigación tiende a evitar la persecución de pequeños dealers y apunta al tráfico de envergadura”, destacó por entonces el fiscal general Daniel Adler.

De acuerdo a las tareas investigativas, la fuerza interviniente hizo saber que el 6 de agosto del 2015, uno de los principales imputados de la organización había viajado hasta Misiones transportando papa, junto a otro de los acusados. La supuesta labor nada tenía que ver con su oficio de mecánico. Incluso, según se desprende de las escuchas, se habría ido hasta Paraguay en busca de la droga para su acondicionamiento en tierra argentina. La investigación siguió en curso para identificar la proveniencia de las tres toneladas que días más tarde, el 23 de agosto, se encontraron dentro del vehículo, en la provincia de Misiones.

El juez Inchausti, según la cantidad de marihuana secuestrada, había precisado “que presupone un poderío económico de gran relevancia”. En tanto, por los antecedentes de algunos de los imputados, y el riesgo de fuga, fijó el procesamiento con prisión preventiva de seis imputados. En tanto para otros dos, al ser considerados “eslabones más débiles de la cadena de tráfico, del que se valían otros”, se dispuso la prisión preventiva hasta que sean obladas las cauciones personales de 200 mil pesos por dos fiadores y se hagan efectivas las excarcelaciones. Para el primero, se determinó también la rehabilitación por la condición manifestada de adicción

Por su parte, la única mujer procesada mantuvo su libertad por ser madre de dos niños de uno y nueve años. “Su detención acarrearía una incidencia absolutamente negativa sobre la vida de sus pequeños hijos y eso es una cuestión medular”, dijo el magistrado entre sus argumentos.

Se investigaron distintas facetas delictivas dentro de la banda que, en su mayoría, eran marplatenses. Se corroboraron contactos en la ciudad correntina de Paso de los Libres, Coronel Vidal Tandil, Pilar y en Paraguay, donde se pudieron verificar “distintos gestores” para que la modalidad narco se cumpla en el camino. Había un escribano, entre los miembros.

 

Comentarios