17° C
Clear
Clear

“Me golpearon, me dispararon y ahora me dicen que me van a matar”

Lo afirmó Augusto Gabriel Cros, propietario de las tierras usurpadas en el barrio Bosque Grande, donde en las últimas horas un grupo de familias construyó casillas, a pesar de la advertencia de la policía. “No tengo respuestas, ya mi familia no quiere que me acerque a las tierras”, dijo a El Marplatense.

Por Redacción

domingo 6 de agosto, 2017

Tras agudizarse en las últimas semanas los casos de usurpaciones en su terreno del barrio Bosque Grande, donde anoche se construyeron más de 20 casillas pese a la advertencia policial, para Augusto Gabriel Cros, propietario de las tierras, son momentos de total angustia “debido a la falta de respuestas” luego de denunciar los anteriores episodios de conflicto.

“En esta semana hice dos denuncias en la comisaria decimosexta que fueron dirigidos a la fiscalía de la doctora Yrigoyen. Se está armando una especie de asentamiento”, indicó a El Marplatense el hombre que adquirió años atrás los lotes ubicados en la Avenida Fortunato de la Plaza y Rufino Inda, a pocos metros de la avenida Polonia.

Con respecto a los contactos con los grupos, que durante las últimas semanas han querido ocupar ese espacio, comentó: “Me han golpeado, terminé en el hospital, me hice una placa porque me golpearon en la cabeza. No tengo respuestas de nadie. El episodio de los golpes fue cuando fui a los terrenos y se había ido la policía. Cerca de 15 personas me increparon y uno me pegó y me tiró al piso”.

“Me han amenazado y me han puesto una bala entre las piernas, amenazando que iban a tirar una a mi cabeza. Varias veces me han dicho que no me acerque a los terrenos porque me van a matar. Esos terrenos son míos. Me piden una casa y yo no puedo darle una casa a cada uno”, relató Augusto, en una mezcla de bronca y desazón.

“Hay gente que es de Villa Evita y de la Herradura. Son gente humilde y las entiendo, pero yo no puedo solucionar el problema. Son mis terrenos y quiero venderlos. Estuve hablando con el Municipio con un proyecto para hacer un barrio, que era una idea de Provincia”, señaló.

A su vez, aclaró que le generan dudas la organización de cómo se incrementó la intención de usurpar esos lotes: “Hay cinco patrulleros que están cuidando el terreno, al lado del polideportivo. Hay como 20 a 25 casillas y están armando. Han traído chapas nuevas y maderas que vinieron con un camión. Hay distintos montículos. Parece como que hay una movida política, pero no sé. Es una deducción mía. Esta última semana parece que vinieron organizados”.

“Hoy se calmó con la policía, me han tratado bien. Le mandan el expediente a la fiscalía pero me dan respuestas. Me dicen que no tiene alambrado pero les dije que tenía pero me lo robaron. Sale 150 mil pesos para alambrarlo y me dicen que me va a durar 3 o 4 días”, contó.

Mi familia no quiere que me acerque al terreno porque me dicen que me van a matar. La verdad no sé como seguir con esto. Me voy a presentar nuevamente en la fiscalía este lunes”, concluyó.

 

Comentarios