La estudiante de 15 años que el último jueves se disparó en la cabeza en un aula del Colegio Nacional Rafael Hernández murió hoy tras permanecer cuatro días en estado de coma profundo en una sala de terapia intensiva del Hospital San Martín, informaron este mediodía fuentes oficiales.

El hecho ocurrió el jueves pasado, mientras la alumna cursaba una clase de Geografía en el segundo piso del tradicional establecimiento, situado en las calles 1 y 49.

Una vez confirmada la noticia, las autoridades del establecimiento educativo resolvieron suspender las clases y pedir a los los padres de los alumnos que fueran a buscar a los chicos.

Mirá también:  “Las obras en la Ruta 11 son las más importantes de la gestión”

“En un momento, sacó un revólver calibre 38 de su mochila y se disparó en la boca, lo que le ocasionó un orificio de salida en el parietal derecho”, informó a la prensa una fuente policial, que agregó que “se disparó luego de que sonara la alarma de su celular a modo de recordatorio”.

Inmediatamente, una ambulancia del SAME la trasladó hasta el hospital San Martín, donde fue sometida a una cirugía para evitar infecciones en la zona afectada por el disparo. Si bien esa cirugía tuvo un buen resultado, en el primer control se detectó que había una hemorragia, por lo que esa misma tarde fue nuevamente sometida a una intervención quirúrgica. Entre el jueves y esta mañana la joven permaneció en una sala de terapia intensiva bajo estrictos cuidados médicos a raíz de su severo cuadro de salud, hasta que este mediodía fuentes médicas dieron cuenta del lamentable deceso.

Mirá también:  El escrutinio definitivo estaría listo la próxima semana

(Fuente: El Día)

Comentarios

comentarios