17° C
Clear
Clear

Lugones: “Aldosivi y Alvarado no juegan porque no quieren”

El titular de la Aprevide negó que el clásico no se juegue por cuestiones de seguridad. “Es un problema de los clubes”, indicó. Asimismo, opinaron Pablo Mirón, presidente del “Torito”, y Oscar Salerno, ex mandamás de Aldosivi.

Por LP

jueves 10 de agosto, 2017

A 20 años del último clásico entre Aldosivi y Alvarado, el titular de la Agencia de Prevención de la Violencia en el Deporte (Aprevide), Juan Manuel Lugones, aseguró que no hay ningún impedimento por parte de los organismos de seguridad.  “No se juega porque los clubes no quieren”, sentenció ante la consulta de El Marplatense.

En tal sentido, Lugones señaló que “cuando organicen el partido, se jugará. Es un problema de los clubes”. Y se mostró con contundencia, al afirmar que “no hay ningún impedimento vinculado a la seguridad”.

Lo cierto es que las últimas gestiones para organizar un clásico entre los dos equipos más populares de Mar del Plata fueron en 2012. El 5 de octubre de aquel año, los dirigentes (Facundo Moyano era el presidente de Alvarado y José Moscuzza el de Aldosivi) se reunieron con Albino Valentini, por entonces referente de Torneos, para jugarlo en enero de 2013. El acercamiento fue real, pero luego la iniciativa se diluyó. Y nunca más se volvió a plantear el tema.

José Moscuzza y Hernán Tillou, de Aldosivi,, junto a Facundo Moyano y Pablo Mirón, de Alvarado. Los dirigentes cenaron en el verano.

Mirón: “Organizarlo es mucho más fácil de lo que parece”

Para Pablo Mirón, presidente de Alvarado, no están difícil organizar el clásico. “Ahora que hay acercamiento en las categorías (NdeR: tras el descenso de Aldosivi) se hace más factible”, soltó. Aunque reconoció que no se debe dejar librado al azar ningún detalle con respecto a la seguridad. “No hay que organizarlo por organizarlo o para alimentar el ego y decir que somos capaces de hacerlo. Tienen que intervenir todos los actores: poder político, económico, judicial y la seguridad”. E insistió: “No es imposible, creo que organizarlo es mucho más fácil de lo que parece en primera instancia”.

De todos modos, Mirón remarcó que no sólo se trata de la voluntad de los clubes.  “Hay un sinfín de actores que tienen más responsabilidad en la organización del espectáculo. Nosotros somos meros responsables, pero después, todo el alrededor lo componen la seguridad, los controles, la AFA…  Cuando hablo de compromiso, no sólo hablo de los dirigentes de los clubes, sino de todos los actores”.

Si la seguridad no es impedimento, y organizarlo no sería tan complicado, entonces ¿por qué no se juega? “Tal vez los clubes hemos atendido otras necesidades primordiales. Nosotros llevamos dos años y medio en la gestión y nos hemos abocado a atender necesidades básicas de nuestra institución, que por suerte vamos encaminándolas. Por el lado de Aldosivi, imagino que haber saltado a Primera División lo ha llevado a otros compromisos. Atendemos las necesidades de hinchas y socios, que quisieran tener un clásico, pero también debemos atender las prioridades de cada institución”, respondió Mirón.

El presidente de Alvarado se mostró abierto ante la posibilidad de organizar el clásico. “Obviamente que desde Alvarado se vería con muy buenos ojos si viniera una empresa y quisiera emprender la organización”, sostuvo. Y a modo de recuerdo, se dejó ganar por la nostalgia. “Se extraña el clásico.  Hemos vivido epopeyas, momentos inolvidables. El gol de Tato Vidal sobre la hora en cancha de Nación, el penal que le atajan a Girardengo. Eran jornadas felices”, concluyó.

Oscar Salerno: “Cuando se jugaba, era un dolor de cabeza para todos”

Oscar Salerno fue presidente de Aldosivi en la época más fervorosa del clásico, durante la década del 90. Hoy, alejado del rol de dirigente, considera que los duelos ante Alvarado no deberían jugarse. “No están dadas las condiciones para que se juegue un partido de esas características. Si el deporte los junta porque Alvarado asciende, tendremos que jugarlo. Pero provocar un juego que puede traer consecuencias…Yo no arriesgaría”, le dijo a El Marplatense.

Salerno se mostró en sintonía con la actual dirigencia de Aldosivi. “Yo pienso igual que la dirigencia de Aldosivi de hoy. No están dadas las condiciones para que se juegue un partido de esas características. Si el deporte los junta porque Alvarado asciende, tendremos que jugarlo. Pero provocar un juego que puede traer consecuencias, yo no arriesgaría”, opinó.

Pese a que registra algunas alegrías en lo deportivo, Salerno recordó lo traumático que era para los dirigentes cada duelo entre Aldosivi y Alvarado. “El principal problema siempre fue la inseguridad. Eran partidos difíciles, en los que la gente intervenía mucho, había muchas amenazas de todos lados. Hasta se amenazaba a los árbitros…Se dejó de jugar porque hubo problemas graves, llegó a haber muertos”, apuntó.  “Como dirigente no la he pasado muy bien porque recibía amenazas en mi casa y ponía intranquila a mi familia”, confesó.

-¿En algún momento pudo disfrutar de esos clásicos?

-¿Qué podés disfrutar cuando al momento de ganar hay corridas, golpes y siempre alguna persona querida termina golpeada? Sin ir más lejos, a mi mamá le pegaron un piedrazo en un clásico. Es muy difícil como dirigente. Quizás un hincha te hable de otra forma, del 13 a 0, de los campeonatos ganados, del ascenso al Nacional B. Pero en el caso del dirigente, o al menos en mi caso, que tenía que tener la cabeza más fría, era difícil disfrutarlo.

Comentarios