31° C
Clear
Clear

Slider: “En Peñarol, tengo que ser un jugador revulsivo”

Tras la primera práctica bajo el mando de Leonardo Gutiérrez, el escolta “Milrayitas” explicó cuál será su rol en el equipo. “Tengo que aportar aire viniendo desde atrás”, remarcó

Por LP

lunes 14 de agosto, 2017

Jonatan Slider es una de las caras nuevas de Peñarol pero un viejo conocido de Leonardo Gutiérrez, quien lo tuvo como compañero en Boca entre el 2006 y el 2008. El cordobés ahora apostó por el escolta para ser uno de los relevos del “Milrayitas” en la próxima temporada.

Slider viene de jugar en buen nivel en Estudiantes de Concordia. Antes, ya había demostrado regularidad en Libertad de Sunchales. Ahora, apuesta a ser un revulsivo en la estructura del equipo marplatense. “La verdad que estoy muy contento, ilusionado por tener esta oportunidad en Peñarol. Es una chance única que se me presentó y ojalá que podamos entrar en sintonía lo más rápido posible”, explicó tras la primera práctica con el plantel.

-¿Cómo se dio tu llegada?

-Yo terminé de jugar en Estudiantes de Concordia y a las dos semanas se comunicó Leo conmigo, preguntándome si me gustaría o si tenía ganas de mudarme, por una cuestión familiar, ya que tengo mi señora y mi hijo. De a poco se fueron dando las cosas y después fue cuestión de que arregle mi representante con la gente del club. Era lo que yo quería, así que se dio todo diez puntos. Que me haya llamado Leo es un orgullo grande.

-A Leo lo conocías de tu etapa de juvenil en Boca…

-Sí, estuve con él dos años en Boca. Lo tuve como compañero, después también lo enfrenté en estas últimas temporadas y ahora lo tendré como entrenador.

-¿Ya hablaron de lo que te va a pedir para el juego?

-Sí, hablamos de todo en esos días. Tengo que ayudar al equipo en las cosas que me trajeron hasta acá: ser un jugador revulsivo y darle aire al equipo viniendo desde atrás. Nada raro, nada que no viniera haciendo estos años. Voy a tratar de hacer lo mejor para ser un mejor jugador.

-¿Cuáles son tus cualidades para mantenerte en la Liga en los últimos años?

-Tuve que pasar por muchos procesos. No es fácil. En Boca fui juvenil cuando el equipo ganó todo y había muy buenos jugadores. Era difícil tener la oportunidad con semejantes jugadores al lado. Después, jugué Torneo Federal, TNA y tuve que cambiar mi mentalidad si quería jugar la Liga. Me costó pero le puse sacrificio, trabajo. Obviamente que los años en Libertad y Estudiantes me ayudaron a encontrar una regularidad, a afianzarme como jugador en esta  categoría, que es muy difícil jugarla. No hice nada raro: mucho sacrifico, trabajo y sumar cosas a mi juego. Trataré de seguir aportando como lo vengo haciendo y sumar cosas nuevas.

-¿Qué cosas te llamaban la atención cuando venías a jugar contra Peñarol?

-Cuando venía a jugar sabía que era un rival que había ganado todo y que tenía un prestigio enorme. Lo usaba como motivación, como cada vez que iba a jugar contra Atenas. Es una motivación extra. Estar acá es un orgullo enorme. Por mis características, soy un jugador temperamental. Por ahí adentro de la cancha van a ver todo lo  contrario a lo que soy afuera. Trato de no darme por vencido.

 

Comentarios