29° C
Clear
Clear

Agresión en escuela: “Mi hijo no se puede poner en el lugar del otro”

Adrián, el padre del adolescente que agredió a un alumno por una discusión política en la Escuela Secundaria 23, señaló que su hijo padece síndrome de Asperger. “Le cuesta tener empatía, pero nunca reaccionó así. Está arrepentido y pidió disculpas”, explicó

Por LP

martes 15 de agosto, 2017

Tras la brutal trompada del adolescente que agredió a un alumno en la Escuela Secundaria 23, Adrián, el padre del agresor, se mostró dolido por la situación y aclaró que su hijo padece el síndrome de Asperger. “Por eso le cuesta tener empatía. Mi hijo no se puede poner en el lugar del otro. Pero nunca reaccionó así. Está arrepentido y pidió disculpas”, explicó.

Tras remarcar que su hijo tiene 19 años y que el chico agredido tiene 14, Adrián indicó que “recién me vengo a interiorizar de lo que pasó. Me enteré por mi hijo. Fue una discusión. Él hasta el año pasado cursaba en la escuela. Tiene síndorme de Asperger, que se lo diagnosticó el neurólogo Laureano Marcón, que es el jefe de neurología del Materno Infantil. Es como un autismo leve, que se lo detectaron a los 10 años. Le cuesta tener empatía y tener en cuenta el punto de vista de la otra persona”, reconoció ante El Marplatense.

Al momento de repasar los hechos, el padre del agresor señaló: “Mi hijo vino a averiguar por dos materias que le quedaron pendientes. Ahí cruzó con este chico, Brian, y tuvieron una discusión. Mi hijo reaccionó mal y le pegó. Después, se dio cuenta que reaccionó mal y le pidió disculpas al chico, que las aceptó. También lo arreglaron con la directora”. En tal sentido, agregó: “Se ve que una chica estaba con un celular, lo filmó y subió ese video, que es sólo una parte de lo que pasó, porque no están las disculpas posteriores”. “Los chicos se conocían de la escuela. Brian participa del centro de estudiantes  y mi hijo hasta el año pasado participó de eventos para juntar fondos. Jamás tuvo ningún episodio de violencia”, destacó.

Tras asegurar que habló con el padre de la víctima y le pidió disculpas, Adrián sostuvo que “el otro chico no tiene ninguna lastimadura”. Y amplió: “Mi hijo también está mal, porque fue un impulso. Él reconoce que estuvo mal. Reconocemos que estuvo mal, nosotros nunca le inculcamos eso. Yo  no milito en ningún partido y respeto la opinión de todos”.

“Mi hijo nunca tuvo reacciones violentas. Es más, yo lo tuve que cambiar de escuela. Él iba a la 15 y sufrió maltrato, bulling… Y lo tuve que cambiar de escuela”, explicó el padre del agresor. “El padre de Brian me dijo que iba a hacer una exposición en la comisaria, para aclarar lo que pasó”, concluyó.

Comentarios