21° C
Clear
Clear

Apartaron al juez de Dolores que conducía borracho en Mar del Plata

Lo resolvió en las últimas horas la Comisión de Enjuiciamiento de Magistrados. Se trata de Luis Nitti, quien en el verano protagonizó un escándalo en la ciudad al pasar un semáforo en rojo, resistirse a un control de alcoholemia y realizar amenazas a efectivos policiales.

Por Redaccion

lunes 28 de agosto, 2017

La Comisión de Enjuiciamiento de Magistrados separó del cargo en las últimas horas al Juez de Ejecución Penal del Departamento Judicial Dolores, Luis Nitti, quien el verano pasado protagonizó un escándalo en el centro de Mar del Plata al pasar un semáforo en rojo, resistirse a un control de alcoholemia y realizar diversas amenazar a los efectivos policiales.

La decisión de la Justicia fue confirmada por altas fuentes judiciales consultadas por El Marplatense, que explicaron que con esta medida el magistrado percibirá una merma del 40 por ciento en el pago mensual de sus haberes, hasta tanto se defina la causa en la que está imputado.

A pocos días del hecho, la Suprema Corte de Justicia bonaerense le había otorgado una licencia por 90 días a Nitti. En esa instancia, los jueces ya habían fijado una “sanción de ‘prevención” al entender que estaba “acreditado que el magistrado exhibió una conducta reprochable al valerse de su condición de juez a fin de sortear los controles policiales”.

La Resolución 84/17 había revelado que el juez también era investigado por el “incumplimiento de la normativa del Tribunal respecto del uso de vehículos oficiales” ya que para el máximo Tribunal de Justicia de la Provincia, la “gravedad de los hechos analizados” en torno a Nitti conducen a su vez “presuntas infracciones en las normas éticas de la convivencia social” en su comportamiento como ciudadano.

El magistrado de Dolores quedó imputado en una causa por “amenazas” a partir de los graves dichos que esgrimió contra efectivos policiales cuando lo interceptaron en su vehículo en San Luis y Falucho, con 1,38 gramos por litro de alcohol en sangre, casi tres veces más del límite permitido. “Me voy a golpear dentro del patrullero y todos van a quedar presos”, había sido algunas de las amenazas del juez.

Vos no estás facultado para pedirme nada, no sabés quién soy, no sabés de lo que soy capaz de hacer, vos vas a quedar preso”, fue otro de los dichos del magistrado, según lo que figura en las fojas del expediente judicial.

 


 

Comentarios