Comenzó el juicio contra el hombre que enjaulaba a su familia

Edgardo Oviedo, quien está preso desde hace exactamente dos años, está sometido a debate oral por el delito de “reducción a la esclavitud y servidumbre” por encerrar en una jaula a su hijo autista de 33 años y a su mujer de 61, quien sufre problemas psiquiátricos durante años en su domicilio del barrio Las Dalias.

Por Redacción

lunes 4 de septiembre, 2017

Edgardo Oviedo, el hombre de 66 años que hace exactamente dos años se encuentra preso tras estar acusado de enjaular a su hijo y su esposa durante años en su casa del barrio Las Dalias, comenzó a ser juzgado en el debate oral este lunes en Tribunales.

El Tribunal Oral en lo Criminal N°4 resolverá esta semana el juicio que tiene a Oviedo como imputado por el delito de “reducción a la esclavitud y servidumbre”, que contempla una pena que va desde los 4 a los 15 años de prisión. En tanto, también se definirá la situación de Alejandra Suárez Bacone, quien fue vecina y mantenía una relación con el ex delegado de la Uocra en la última dictadura militar. Se cree que la mujer, quien llegó al debate en libertad, colaboró en mantener encerrados durante años al hijo y esposa de Oviedo, de 33 y 61 años, respectivamente.

Se tratan de tres jornadas programadas hasta el miércoles que incluyen las pruebas testimoniales de los familiares de Oviedo y de su esposa, como así también de vecinos. Todos ellos brindarán detalles acerca de cómo era el trato diario que tenía Oviedo y qué tan a menudo solía aparecer su mujer y su hijo autista. En tanto, también se prevé la presencia de la policía y peritos. A su vez, el miércoles serían los alegatos.

Para Osvaldo Verdi, abogado del principal acusado, el accionar de Oviedo “no encuedara en una figura penal ni como un delito punible”. “Es una persona con claros problemas psicologicos que vivía en la marginalidad con su familia, con quienes habían decidido aislarse del resto”, agregó el letrado, en diálogo con El Marplatense. Aseguró que no había una relación diferencial con ellos: “Comían lo mismo, no había una equidad entre su estilo de vida con la de ellos”:

EL CASO

El viernes 4 de septiembre un hombre de 66 años fue detenido en su casa de Los Naranjos al 4000 luego de que se realizara un operativo policial encabezado por la DDI local. Los trabajos policiales se concretaron a raíz de una denuncia que anoche se radicó en la Comisaría de la Mujer por parte de familiares, que habían afirmado que Eduardo Oviedo encerraba en una “jaula” a su mujer de 61 años y su hijo de 32 años que padece autismo.

Tras la denuncia, la justicia, a través del fiscal Alejandro Pelegrinelli y la policía se coordinaron con el fin de llevar adelante un allanamiento en esta vivienda del barrio Las Dalias.

Mediante el aval de la Justicia de Garantías, se ingresó al domicilio y como resultado se detuvo al individuo. Además, se rescató a su hijo y su esposa, quienes recibieron el apoyo de médicos y asistentes sociales provenientes del área de Asistencia Integral a la Víctima.

Se informó que el imputado, que fue delegado de la Uocra durante la última dictadura militar, fue trasladado a la Unidad Penal 44 de Batán ante el delito de reducción a la esclavitud y servidumbre.

Fuentes de la investigación señalaron que Oviedo sometía desde hacía al menos 5 años a su hijo. “Lo encerraba durante la noche hasta cerca del mediodía”, indicaron y agregaron: “Se trata de una edificación precaria ubicada en el patio de esta vivienda, donde hay rejas y no hay luz”. “No había baño sino tierra con un pozo con materia fecal”, destacó una fuente policial. “Uno se acostumbra a los ladrones, homicidas y muchas cosas, pero esto realmente supera lo que ha visto en su carrera”, dijo.

A su vez, se precisó que había chapas como techo y una abertura por la cual alcanzaba comida como pan o mate cocido y “hasta había alimento para perro que estimamos también les daba para comer”.

Para este hombre encerrar a su hijo y esposa era de todos los días, al menos en los últimos tres años. Lo hacía mediante amenazas y naturalizando su defensa. Este sujeto se había interiorizado que podía llegar la policía y es por eso que buscó retirarlo a su hijo de la “jaula” aunque no pudo hacerlo ante la arremetida de los oficiales. Ante el arribo de los efectivos, Oviedo declaró que “lo hacía porque no podía controlarlo”. Además, se afirmó que la mujer de Oviedo también sufre problemas psicológicos que su marido aprovechaba para realizar este tipo de medidas de encierro.

En tanto, se halló jeringas y nafta, elementos que le suministraba este hombre para que durmiera. Por otra parte, amenazaba a sus otros hijos para que no revelaran sus actitudes.

Comentarios