La profunda renovación del plantel de Alvarado de cara al Federal A

La dirigencia realizó una gran cantidad de contrataciones en búsqueda de su sueño nacional. La mayoría de los refuerzos son viejos conocidos del entrenador Mauricio Giganti. En el recambio, se fueron varios titulares del último torneo.

Por Redacción

sábado 9 de septiembre, 2017

Cuando terminó la temporada del pasado Torneo Federal A, sólo dos integrantes de Alvarado tenían su contrato asegurado: el entrenador Mauricio Giganti y el lateral Emanuel Urquiza. Sólo hubo tres renovaciones, por lo que el plantel se depuró casi por completo de cara a la búsqueda de su sueño nacional.

La dirigencia cerró la incorporación de una gran cantidad de jugadores en todas las líneas, que sufrieron modificaciones para renovar la esperanza del “Torito”. La mayoría de los refuerzos son viejos conocidos del entrenador Mauricio Giganti.

Lo primero que hizo la dirigencia fue conseguir a los tres arqueros, ante las salidas de Mauro Beltramella, Rodrigo Barucco y Hernán Álvarez. En este marco, llegaron Juan Francisco Rago (Ferro de General Pico), Matías Quinteros (Independiente de San Cayetano) y Pablo Morata (Atlético Mar del Plata).

En la defensa, lo más destacado fue la incorporación de Ezequiel Filipetto, procedente de Zamora de Venezuela que disputó la última Copa Libertadores de América. También llegaron Federico Paulucci (Atlético de Paraná), Matías Caro (Defensores de Belgrano de Villa Ramallo), Martín Quiles (Barracas Central) y Tomás Mantía (Defensores de Belgrano). Asimismo, se renovó el vínculo con una ficha importante como Gastón Martínez.

Mientras tanto, ante la salida de referentes como Damián Luengo y Juan Gáspari, y al no poder retener a Gabriel Compagnucci, en el mediocampo se sumaron Ezequiel Riera (Gimnasia de Mendoza) Martín Palisi, (Deportivo Cúcuta de Colombia), Pablo Saucedo (Defensores de Belgrano), César Cocchi (Ferro de General Pico) y Gonzalo Lucero (Independiente de Neuquén). Además, la dirigencia mantuvo a Ezequiel “Trapito” Ceballos y a Francisco Molina.

Por último, la delantera se vio reforzada con Marcos Litre, que llegó desde Juventud Antoniana. Asimismo, siguen dos piezas claves como Joaquín Susvielles y Wilson Albarracín. 

El resto del plantel lo conforman otros refuerzos y jóvenes de la Primera local que intentarán tener su chance dentro del primer equipo. La ilusión de ascender a la Primera B Nacional arrancará el próximo 17 de septiembre, como local ante Deportivo Roca.


 

Comentarios