El peritaje oficial de la Gendarmería afirma que a Nisman lo mataron

El fiscal federal Eduardo Taiano recibirá el viernes el informe final elaborado por los expertos de Gendarmería Nacional sobre cómo se produjo la muerte del fiscal del caso AMIA.

Por Redacción

miércoles 20 de septiembre, 2017

El informe oficial firmado este miércoles por los expertos de la Gendarmería Nacional indica que al fiscal Alberto Nisman lo mataron dos personas, con previos golpes y el consumo de ketamina, impuesto por los asesinos. Así lo revelaron fuentes al diario La Nación, que señalaron que los expertos elevarán sus conclusiones a la Justicia el viernes.

La Junta Interdisciplinaria convocada para establecer si el fiscal Nisman se suicidó o fue asesinado se reunió en las últimas horas para redactar el informe oficial, que será entregado al fiscal Eduardo Taiano, a cargo de la causa.

Las primeras serían contra Diego Lagomarsino, el perito informático que es acusado por los abogados de la familia de Nisman por haberle facilitado a Nisman el arma que le provocó la muerte.

El informe indica que lo mataron dos personas, quienes lo controlaron con golpes e imponiéndole ketamina para que no pueda defenderse. En tanto, se remarcó que uno de ellos le disparó, cuyo impacto fue de abajo para arriba, de derecha a izquierda y cruzado arriba de la oreja a unos tres centímetros. Posteriormente, tiraron el arma detrás del cuerpo y lo acomodaron, lo que explica que la pistola se encuentre detrás del hombro izquierdo.

A su vez, se puntualizó que los asesinos buscaron simular un espasmo cadavérico, propio de los suicidios, que no ocurrió. Sí se comprobó que hubo agonía y que el celular y la computadora del fiscal fueron intervenidos para borrar definitivamente su contenido.

Se hallaron huellas de Sara Garfunkel, madre de Nisman, una taza sin lavar en la bacha de la cocina y dos huellas del propio fiscal. Con referencia al horario de su deceso, habría sucedido a las 2 de la mañana del domingo 18 de enero de 2015.

El cuerpo tenía golpes en la pierna izquierda a la altura del tobillo, otro en la cabeza, otro en el riñón, y un golpe en la nariz.

Comentarios