Peñarol lo ganó en la última jugada del partido

El “Milrayita” derrotó por 83 a 82 a Gimnasia de Comodoro Rivadavia con un doble de Nicolás Gianella cuando sonaba la chicharra del final del partido. Gran juego del equipo de Leo Gutiérrez, que hizo su debut oficial como entrenador. El base fue una de las figuras, junto con Glenn y Slider.

Por Redacción

viernes 22 de septiembre, 2017

Peñarol derrotó a Gimnasia de Comodoro Rivadavia por 83 a 82 en su debut en el Super 20. El equipo de Leo Gutiérrez, que hizo su debut oficial como entrenador, lo ganó en la última jugada del partido gracias a un doble de Nicolás Gianella.

Un debut acorde a la grandeza de Leo Gutiérrez. A pesar de los errores y las dudas, Peñarol se impuso en el final, en un partido en el que llegó a estar 10 puntos abajo.

El máximo anotador del conjunto marplatense fue Pettigrew, con 17. Slider fue desequilibrante y llegó desde el banco con triples (16), Glenn se hizo potente en la pintura (16). Giorgetti, del lado de Gimnasia y vistiendo una camiseta distinta a la de Peñarol tras siete años, jugó un gran partido (21), mientras que Johnson se despachó con 23 tantos.

Sin embargo, las luces y toda la atención de la noche quedaron en Nicolás Gianella. El base arremetió en la última jugada, tiro para dos y metió un doble que valió oro. Además, fue clave para la remontada parcial.

Arrancó bien Gimansia con un parcial de 8-2, mientras que Peñarol lo emparejó con los aportes de Cochran y Pettigrew, ambos muy muy activos. Se vio un primer cuarto rápido, de posesiones cortas, con los equipos buscando directo el aro y con muchos errores propios del arranque. Finalizó igualado en 20.

El nivel decayó un poco a lo largo de los segundos diez minutos, con un parcial que terminó 14 a 10. En el equipo de Leo Gutiérrez, lo mejor pasó por Glenn y su potencia, mientras que Slider aportó cuando le tocó ingresar.

En el tercer cuarto, los triples de Gimnasia permitieron que el local se distancie por 10 puntos en el marcador. Sin embargo, Gianella fue el eje central para el ataque “milrayita” que logró cerrar abajo por cuatro puntos. Fue un parcial de mucho goleo (28-26).

En el último cuarto, el partido volvió a empatarse en 66. Los últimos minutos fueron muy parejos, en los que Giorgetti fue protagonista para aventajar a su equipo por cinco puntos. Sin embargo, Peñarol logró pasar al frente por la mínima a falta de 17 segundos.

Los dos libres que metió Romero pareció que complicaban toda la historia para los de Leo Gutiérrez. Pero apareció el doble en el final y todo Peñarol festejó el primer triunfo en esta nueva era.

Comentarios