Cristina reconoció hechos de corrupción en su Gobierno: “Es innegable”

Consultada por El País de España, la ex presidente se refirió a las causas de los ex secretarios de Transporte y Obras Públicas, hoy presos. En ese sentido, la actual candidata afirmó que esos funcionarios “deben responder” en la Justicia.

Por Redacción

miércoles 27 de septiembre, 2017

La candidata a senadora nacional por la provincia de Buenos Aires de Unidad Ciudadana, Cristina Fernández, reconoció que en su Gobierno hubo “hechos de corrupción” por parte de distintos funcionarios, quienes, para ella, “deben responder” ante la Justicia.

En el marco de una entrevista con El País de España, la ex presidente respondió a la pregunta de si “asumía” que había mucha corrupción en su gobierno. Al respecto, dijo: “No, creo que hubo hechos de corrupción y funcionarios que cometieron hechos de corrupción. Es innegable. Y deben responder. Pero tachar a todo un Gobierno de corrupción por unos funcionarios, no”.

“No creo que haya ningún Gobierno en el mundo exento de funcionarios que cometan corrupción”, afirmó Cristina, quien agregó: “Pero ahora tenemos un Gobierno que utiliza el Estado para favorecer los negocios de su familia. Tenemos Panamá Papers”.

“Provocó la caída del primer ministro de Islandia, del ministro Soria en España. Acá no pasó nada. Hubo hechos de corrupción, pero yo no blanqueé plata negra, el que lo hizo es el hermano del presidente. Y su amigo del alma [Nicolás] Caputo, también blanqueó 35 millones. Contratista del Estado. Este Gobierno ha tomado el Estado como plataforma para ayudar a sus empresas familiares”, argumentó.

De todas formas, rechazó que se busque “tachar a todo un gobierno de corrupción por unos funcionarios”.

En tanto, Cristina advirtió que buscará “conciliar las dos Argentinas” que dividen el debate político, en tanto consideró que “no está” para “ganarle” a un ex ministro del presidente Mauricio Macri como Esteban Bullrich sino a la “política” de Cambiemos.

La candidatura no fue una decisión personal, sino colectiva“, aclaró Fernández de Kirchner sobre su postulación, al apuntar que “había una representación política vacante y había que ponerle un freno al Gobierno y al ajuste”.

Al respecto, subrayó que “hubiera preferido no tener que presentarme“, aunque “los dirigentes políticos no tienen sucesores” ni “se pueden transferir los votos” porque “eso es un concepto monárquico”.

“No estoy para ganarle a un ex ministro de Macri, sino a una política. Reducirlo a una pelea con un ministro es injusto para Bullrich”, planteó Cristina.

Al respecto, señaló que “se habla mucho de la grieta” pero “no la provocó el kirchnerismo” sino que “viene de hace 200 años”, tras lo cual dijo poder “contribuir” a saldar las diferencias y explicitar “la necesidad de un diálogo sobre los modelos de país. Es una pena, me gustaría poder conciliar esas dos Argentinas”, completó.

Al cuestionar el gobierno de Mauricio Macri, apuntó que “creyeron que como llegaban ellos, que era empresarios, rubios y con ojos celestes, los inversores iban a venir todos corriendo. Pero 2016 fue horrible en materia de inversión, una pena”.

Consultada sobre si ejercía la autocrítica, la reconoció en términos de “tonos” pero agregó que le “gustaría que hicieran” lo mismo “los del gobierno de (Fernando) De la Rúa, que terminó en la implosión del 2001, con la Plaza de Mayo con 30 muertos”.

Ahora tenemos un Gobierno que utiliza el Estado para favorecer los negocios de su familia. Tenemos Panamá Papers. Yo no blanqueé plata negra, el que lo hizo es el hermano del presidente. Y su amigo del alma (Nicolás) Caputo, también blanqueó 35 millones. Contratista del Estado”, acusó.

Por último, tras aclarar que el papa Francisco nunca fue “su enemigo ni su amigo”, planteó que con el Sumo Pontífice la “une una visión de lo que está pasando en el mundo”. “Condena al neoliberalismo y al capitalismo como sistemas que descartan gente. El marca una línea diferente del Vaticano. Nunca hablamos de Macri sino del mundo. Lo quieren traer al barro de la Argentina, no se merece eso”, indicó.

“Dejaron el país con un 30% de pobreza después de 13 años. ¿Qué falló?”, le preguntó el periodista. Al respecto, Cristina, respondió: “Me permito poner en duda esto. Con un 5,9% de desocupación, con jubilaciones, salarios y Asignación Universal por Hijo subiendo por encima del nivel de inflación ¿vos crees que cuando nos fuimos del Gobierno uno de cada tres argentinos era pobre? Entonces hoy, de cada tres argentinos 2,5 son pobres”.

Sobre el motivo por el cual su hija, Florencia, tiene cinco millones de dólares en efectivo en una caja de un banco, la ex mandataria contestó: “Nosotros teníamos en 2012 3,5 millones de dólares en depósitos en plazo fijos. Los teníamos de antes, no es que llegamos al Gobierno y de repente nos apareció dinero”.

“En el diario La Nación explicaron que la familia tenía fortuna personal porque teníamos un estudio jurídico que habíamos trabajado mucho y muy bien. Que antes de que Néstor fuera intendente teníamos más de 23 propiedades. La plata que mi hija tenía era producto de la sucesión de su padre. Cambiamos ese dinero y lo pusimos en plazo fijo”, señaló la dirigente.”

“Y cuando salí del Gobierno sacamos ese dinero y compramos divisas. Todo esto se hizo dentro del sistema bancario, con certificados de compra, todo legalizado. Lo compramos en dólares y lo depositamos en una caja, pero no en el extranjero. Yo quería dejarles mi parte a mis hijos. Está totalmente explicado. No es que me descubrieron una cuenta en Las Bahamas”, completó la respuesta.

 

Comentarios