Se discutió la “crisis” del Poder Judicial

La vicepresidente del Colegio de Abogados Marina Sánchez, Presidente del Colegio de Magistrados Rodrigo Cataldo y el fiscal del fuero de Responsabilidad Penal Juvenil Walter Martinez Soto analizaron la situación en una nueva edición del segmento “Palabras Cruzadas” que se emite por Radio Mitre Mar del Plata.

Por Redacción

viernes 29 de septiembre, 2017

El funcionamiento del Poder Judicial en Argentina es un foco habitual de críticas y quejas por parte de las personas que fueron víctimas de algún tipo de delito. En este sentido, referentes de distintos ámbitos de la justicia en Mar del Plata debatieron sobre las falencias y problemas que enfrentan a la hora de llevar adelante su labor.

El Presidente del Colegio de Magistrados Rodrigo Cataldo, el Fiscal del fuero de Responsabilidad Penal Juvenil Walter Martinez Soto y la Vicepresidente del Colegio de Abogado Marina Sánchez marcaron sus posturas y principales preocupaciones sobre la temática en el segmento Palabras Cruzadas que se emite por Radio Mitre Mar del Plata.

En esta línea, la vicepresidente del Colegio de Abogados subrayó que uno de los principales problemas que afronta la Justicia local es la falta de infraestructura. “Mar del Plata tiene uno de los mayores índices de violencia de género y de conflictividad social. Necesitamos juzgados, nos superan la cantidad de casos que hay y estamos desbordados”, indicó Sánchez.

“Hemos tenido reuniones con jueces de distintos fueros para tener acompañamiento de pedido de mayores medios para que se resuelvan los problemas de infraestructura. Necesitamos resolverlo porque no podemos trabajar en estas condiciones ni nuestros colegas que están detrás de la mesa de entrada. Hay que agotar todos los medios para poder resolverlo”, señaló, además, la letrada. Y agregó: “Un mes de paro repercute en el chico q no recibe la cuota alimentaria”.

Sobre este tema, Cataldo hizo hincapié en la dimensión de Mar del Plata: “La manera de trabajar es fijar políticas judiciales serias de mapas judiciales, y plantear que necesitamos más juzgados. No es lo mismo hablar de Mar del Plata, la realidad es distinta y se refleja en los números”. Y agregó: “La crisis en ciertos aspectos es coyuntural, hoy puede pasar que un juez tenga más de 16 mil casos a su cargo”.

Por otra parte, Martínez Soto indicó que el Poder Judicial se encuentra en un momento de “crisis” e indicó que es “necesaria” una modernización. “Yo hace 30 años que trabajo en el Departamento Judicial de Mar del Plata y se sigue con los mismos vicios de hace 30 años. El concepto de cómo es la modernización pasa por un cambio de paradigma que tiene que ver con el compromiso”. Además, dijo que la solución está en dar “respuestas respuestas simples y coherentes, con acciones directas”: “No puede venir alguien con un problema a la mesa de entrada y no darle una respuesta”.

El presidente del Colegio de Magistrados y la vicepresidente del Colegio de Abogados también puntualizaron en la “crisis” que atraviesa el órgano judicial. “El Poder Judicial está desprestigiado socialmente y eso es malo para cualquier institución del país. Sufrimos un desprestigio en la profesión que no colabora en lo que queremos, que es un estado en paz. La gente no accede porque no nos creen y eso no es justo, porque nosotros hacemos un inmenso aporte para la paz”, indicó Sánchez.

A su vez, Cataldo aseguró que para él la “crisis” del Poder Judicial es “endógena y exógena”. “Se le pide soluciones que quizás deberían hacer otros. No puede resolver problemas sociales y es muchas veces lo que se termina pidiendo. Todos en su medida provocan una crisis y un desborde de la justicia. Por eso es necesario un abordaje completo de la crisis, es un error pensar q el Poder Judicial reduce a la criminalidad de la gente”.

Otro de los ejes que se plantearon en relación a la problemática que enfrenta el organismo es el de la educación. Según los letrados, la falta de formación en cuestiones legales es un “grave problema” para la vida cotidiana. “La gente no tiene ni idea de nada. Ni siquiera sabe qué tiene que hacer cuando es víctima de un delito. No saben a dónde acudir y eso es gravísimo. Es una falencia educativa”, afirmó Cataldo.

 

Comentarios