20° C
Mostly Cloudy
Mostly Cloudy

"El paradigma cambia y el sistema judicial todavía va a trote"

“Las carencias de recursos afectan directamente a la Justicia”

Así lo aseguró el fiscal de delitos económicos, Javier Pizzo, en un mano a mano en los estudios de Radio Mitre Mar del Plata. En este marco, reflejó las dificultades que presenta la falta de herramientas propicias para realizar las investigaciones.

Por Redacción

martes 14 de noviembre, 2017

El Fiscal de Delitos Económicos, Javier Pizzo, brindó un panorama de la actividad judicial en Mar del Plata y criticó la falta de recursos con las que cuenta el poder jurídico. Entre otras problemáticas, apuntó que las carencias presupuestarias y de infraestructura “afectan directamente a la Justicia”.

“Las estafas son múltiples, no es lo mismo una por internet, que una inmobiliaria o de automotores. Tenemos la carencia de recursos crónica conocida del Ministerio Público Fiscal. Esta competencia era abarcada por 6 fiscales, hoy somos 3, las obligaciones fueron en crescendo durante el tiempo. La dinámica social es más complejo y la necesidad de resultados de la gente es inmediata. El paradigma cambia y el sistema judicial todavía va a trote”, afirmó Pizzo en un mano a mano en los estudios de Radio Mitre Mar del Plata.

En este sentido, aseguró que se debe “poner arriba de la mesa los recursos que tiene una fiscalía para ver si es eficiente o no y evaluar si los objetivos se cumplen”, algo que “a veces al Poder Judicial no le gusta”.

Una de las problemáticas que tiene la fiscalía de delitos económicos es que “tiene una carga administrativa mayor” y pocos agentes. “Se atienden a 80 personas por día. Al mismo funcionario que está contestando una nulidad técnica, en una causa importante, después tengo que enviarlo a hacer un oficio o cartas por correo”, dijo el fiscal.

“Esto afecta directamente a la justicia. A las carencias que tenemos nosotros, que son muy importantes (falta de capacitación en algunos casos, no rendir cuentas) se suma a las carencias propias de una organización y a las otras presupuestarias”, aseveró Pizzo.

Asimismo, criticó las pocas herramientas con las que cuenta la Justicia:”Es necesario otorgarle recursos al poder judicial. En los delitos económicos tenemos un solo contador, que hace pericias contables (difícil explicarle a la gente que una pericia va a demanda un año)… A veces hago pasar a la gente que viene a reclamar para que mire, que conozca la dinámica, porque es difícil.  No podemos recoger pruebas por que sí, no es una serie americana”.

“La necesidad pasa por formar en gestión a los funcionarios y dinamizar las causas importantes. No podemos delegar en los cuerpos investigativos de la policía la investigación de funcionarios públicos, por lo que necesito mayor infraestrucutra”, detalló.

“Es imposible atender todos los casos”

En relación al trabajo cotidiano de la fiscalía, Javier Pizzo precisó que se enfocan en las organizaciones criminales, que son estructura que dañan más que las estafas. Además, apuntó que “es imposible que un operador judicial investigue 200 casos”.

“Lo que estamos tratando de hacer es dar respuesta a partir de organizaciones criminales. La fiscalía elevó a juicio a verdaderas organizaciones criminales, estructuras que dañan más que los 50 casos de la flagrancia que atendemos por fin de semana. El perjuicio económico de una defraudación es muchísimo mayor en las estafas. No podemos atender todos los casos, es literalmente imposible, siempre fue así. Hay muchas cosas que están ahí y es imposible que un operador judicial investigue 200 casos. Más en nosotros que no podemos delegar la investigación”, aclaró el fiscal.

Los delitos informáticos están en crecimiento y refleja distintos desafíos permanentes para el poder judicial. “Un francés compra en una tienda inglesa por internet con una tarjeta de un marplatense. Le gastan 1000 dólares y la investigación es más costosa que eso. Además, es difícil que terminemos arrestando al ciudadano francés”, ejemplificó.

“Nos preocupan las organizaciones. Que la gente sepa que si no puedo resolver el caso concreto, estoy detrás de una organización que puedo cortar un tema fuerte”, afirmó Pizzo y agregó que todo el tiempo tienen la mirada puesta sobre el funcionario público.

“Tenemos que hacer es ser prudentes cuando afectamos a cualquier ciudadanos. La mayoría de nuestros imputados son profesionales y tratamos de agilizar la causa en la medida de lo posible para que esa persona ejerza el derecho de defensa. Los intereses que promueven los delitos económicos también pueden ser políticos. Casi siempre son profesionales que aprovechan eso para ganar un beneficio, gente pensante, técnicamente preparada”, describió el fiscal.

Comentarios