Submarino ARA San Juan

"Están todos muertos", afirmó el padre de un tripulante

Luis Tagliapetra señaló que Fabian Rossi, el jefe de su hijo, le dijo que "se había confirmado el famoso ruido y la implosión en el submarino" y "eso implicaba que era imposible la posibilidad de sobrevivientes". 

Por Redacción

viernes 24 de noviembre, 2017

Luis Tagliapetra,  padre de Damián, uno de los 44 tripulantes del submarino ARA San Juan, llegó a la Base Naval de Mar del Plata, luego de que el capitán, Fabian Rossi, jefe directo de su hijo, le confirmara que "estaban todos muertos".

Luis confirmó que Rossi le dijo que "se había confirmado el famoso ruido y la implosión, se había confirmado que era el submarino" y "eso implicaba que era imposible la posibilidad de sobrevivientes".  "Me dijo que estaban todos muertos", sentenció.

Tagliapetra llegó a Mar del Plata para que le "dieran explicaciones en la cara" y a pesar de que lo "atendieron al momento y muy bien" las explicaciones que le de brindaron no lo "terminan de convencer".

"Soy un humilde navegante pero hay cuestiones que son básicas. Indicaron siete y media de la mañana la posición en la que estaban y que hubo un problema en las baterías que ya se había solucionado, no tenían inconveniente para navegar y les ordenaron que vengan directamente a Mar del Plata a una velocidad de 5 nudos" explicó el padre de Damián.

Continuando, expresó sus 3 dudas:

"Esa derrota tiene una línea recta, 1 nudo equivale a una milla por hora. Si esta implosión fue a las 10:45 pasaron,  pasaron 3 horas. A 5 nudos pudieron hacer solo 15 millas, no 30".

"La otra es que el lugar que marcan como ubicación de la explosión y del submarino no corresponde con el trayecto de línea recta de la última comunicación y Mar del Plata".

Y por último informaron que la implosión pudo ser a causa de una acumulación excesiva de hidrógeno producido por las baterías. "Todos eran muy experimentados, no condice que no hayan visto este exceso de hidrógeno. Los sensores que detectan estas fallas  funcionaban perfectamente, según ellos".

Siguiendo con la incertidumbre sobre lo que sucedió Luis detalló que "cuando se encuentre el submarino se van a aclarar muchas cosas". También le pareció extraño que "con los mejores recursos de EE.UU no detectaron nada, y si con un sensor de Austria?

En cuanto al gobierno,  Tagliapetra, expresó: "Están tratando de medir el costo político de esto y ver a quien cortarle la cabeza para disminuir el riesgo. Mi hijo y el resto de los tripulantes no les interesa a nadie".

Para finalizar, detalló la situación que se vive en la Base Naval de Mar del Plata: "Están todos apenados, abatidos, tanto personal militar como la familia".

"La esperanza es lo ultimo que se pierde pero hoy es todo pesimismo", sentenció Luis Tagliapetra antes de retirarse de la base.

 

Comentarios