En la primera misa de 2018, Francisco pidió por una "iglesia humilde"

El Sumo Pontífice insistió en la homilía de este 1 de enero, dedicada a refugiados e inmigrantes, que la iglesia debe ser "pobre de cosas y rica de amor". También instó a los cristianos a "comenzar desde el centro".

Por Redacción

lunes 1 de enero, 2018

El Papa Francisco pidió en la homilía de su primera misa del 2018 en la basílica de San Pedro, que la iglesia sea "humilde, pobre de cosas y rica de amor" e instó a los cristianos a "comenzar desde el centro".

El sumo pontífice celebró la primera eucaristía del año el día en el que la iglesia celebra la Jornada Mundial de la Paz número 51, para la que escribió un mensaje, difundido en noviembre, en el que critica a quienes fomentan el miedo a los inmigrantes.

"Los que fomentan el miedo hacia los inmigrantes, en ocasiones con fines políticos, en lugar de construir la paz, siembran violencia, discriminación racial y xenofobia, que son fuente de gran preocupación para todos aquellos que se toman en serio la protección de cada ser humano", señaló Francisco, en clara opososición a quienes incitan al miedo a los inmigrantes, muchas veces con fines políticos, por "crear sólo racismo y violencia".

Este 1 de enero, en su homilía en San Pedro, dedicada a la Virgen María, Francisco pidió a los fieles congregados que dejen "los fardos del pasado" y empiecen "de nuevo desde lo que importa", insistiendo en que Dios quiere que la Iglesia sea como la Virgen, una "madre tierna".

"Y mientras el hombre frecuentemente abstrae, afirma e impone ideas; la mujer, la madre, sabe custodiar, unir en el corazón, vivificar", concluyó Francisco en su alocución.

 

Fuente: Télam


 

Comentarios