Gimnasia le ganó a Independiente por penales

Luego del 0 a 0, los tiros desde los doce pasos se patearon bajo la popular sur del José María Minella. Christian Ortiz tiró por arriba del arco su disparo y el “Lobo” se llevó el partido para La Plata.

Por Redacción

domingo 14 de enero, 2018

Independiente y Gimnasia de La Plata empataron 0 a 0 en el José María Minella en los 90 minutos y a través de los penales Gimnasia pudo festejar y levantar la copa de verano.

Con una temperatura de 18 grados en Mar del Plata, el frío se hizo sentir en el campo de juego y los jugadores fueron entrando en calor poco a poco. Los primeros 15 minutos del partido transcurrieron sin situaciones claras de gol y con Independiente mostrando un circuito de juego levemente superior al de Gimnasia y Esgrima de La Plata.

Lucas Licht salió lesionado a los 14 minutos con claras muestras de dolor en su rostro y en su lugar ingresó Ezequiel Bonifacio. Mientras en la cancha se veían dos equipos que están en pretemporada, acomodando sus sistemas de juego, la hinchada del “Tripero” le ponía color a la noche con una popular colmada.

A los 30 minutos de partido, Colazo y Rinaudo marcaban en mitad de cancha con el “cuchillo entre los dientes” para mantener la posesión de pelota del “Lobo” y a su vez Jonás Gutierrez y Domingo Blanco, buscaban dar pases en profundidad para que Martinez o Albertengo tengan una jugada clara de gol para el “Rojo”.

La primera clara de gol fue para Independiente, que desde un centro desde la derecha dejó la pelota en el área chica, cuando Albertengo llegaba para cabecear, Martín Arias reaccionó bien y despejó con los puños. Luego, la pelota cayó en los pies de Jonás Gutierrez que segundos después recibió una patada fuertísima de Ezequiel Bonifacio. Por esa falta el defensor de Gimnasia recibió la primer amarilla del partido.

Matías Noble aprovechó una salida fuera del área del arquero del “Rojo” para hacerse con el balón. Cuando se disponía a disparar, Campaña que había dejado el arco indefenso le propinó una patada en la zona del estómago. El tiro libre de Aleman dio en la barrera y fue a parar al corner.

El primer tiempo terminó sin mucho para resaltar y el clásico choripán canchero, pasó a ser el protagonista de otra noche de fútbol de verano en Mar del Plata.

El “Lobo” salió con los colmillos afilados y al minuto del segundo tiempo, Matías Noble cruzó un centro que Niell no pudo conectar por poco. Era el primero para el conjunto de La Plata que salió al complemento con más actitud que en el comienzo del partido.

El blooper de la noche estuvo a cargo del árbitro Darío Herrera, cuando quiso amonestar a Brian Aleman a los 62 minutos por exceso verbal y le mostró la roja por error. Finalmente sacó la tarjeta amarilla y se retractó.

Sin dudas, “Fito” Rinaudo fue la figura del partido mostrando garra y actitud en la mitad de campo para lograr que Independiente no pueda conectar ninguna situación en ataque. Por su parte el delantero del “Rojo” Albertengo intentaba entrar en juego con el resto del equipo pero se notaba la falta de jugadores como Barco y Benitez para lograr el clásico juego de toque y toque que propone el conjunto de Holan.

A los 83 el Rojo se despertó y tuvo una de las jugadas más claras del partido. Britez cruzó la pelota al área de Gimnasia y Albertengo no pudo tocar la pelota para concretar el primero para el equipo de Avellaneda por escasos centímetros.

Finalmente, ninguno de los dos equipos pudo sacar ventaja en los 90 minutos de juego y el ganador se decidió desde los doce pasos. Se patearon bajo la popular sur del José María Minella y luego de que Independiente a través de Christian Ortiz tirará un penal por arriba del arco, el “Lobo” se llevó el partido para La Plata.

Comentarios