NO DESCARTAN NUEVAS MEDIDAS

Casineros paran la actividad por el cierre de salas de juego

Tal como lo habían adelantado días atrás, los empleados asistieron este jueves a sus lugares de trabajo pero no desarrollan ninguna actividad, en señal de rechazo a las últimas medidas que tomó el Gobierno de María Eugenia Vidal. No descartan nuevas medidas para la próxima semana.

Por Redacción

jueves 18 de enero, 2018

Casineros mantienen paralizada la actividad en la salas de juego de la ciudad este jueves para manifestar su profundo rechazo y disconformidad a las medidas que tomó el Gobierno de María Eugenia Vidal en las últimas semanas.

En diálogo con El Marplatense, Daniel Méndez, principal referente de la Asociación de Empleados de Casinos Nacionales, explicó que en esta medida de fuerza los empleados asistieron a los lugares de trabajo pero no “prestan ningún servicio”.

En el marco del conflicto, el dirigente enfatizó su preocupación por la falta de diálogo con el Gobierno bonaerense. “No nos han llamado ni comunicado nada y esa es la parte más preocupante”, insistió, y fundamentó: “Tenemos más de 900 compañeros contratados precariamente, eso nos da un alerta y por eso estamos en la calle”.

Otro de los cuestionamientos de los casineros a la Provincia tiene que se vincula con la intención de realizar modificaciones en el artículo 37, que prohíbe el ingreso de capitales privados a los casinos que están en el territorio bonaerense. “Eso lo vivimos y llevamos muy adentro los trabajadores”, aseveró.

Consultado por la posibilidad de llevar adelante nuevas medidas de acción directa, Méndez dijo que se realizará el análisis correspondiente en los próximos días “junto con los gremios y las bases”. “Esperamos poder ser llamados por los funcionarios para dialogar sobre el tema”, manifestó.

Semanas atrás, el Gobierno de María Eugenia Vidal tomó la decisión de cerrar tres casinos. El 31 de diciembre pasado cerró sus puertas el casino de Valeria del Mar. En los próximos meses se sumarán el de Necochea y el de Mar de Ajó. Esta decisión generó el rechazo de los trabajadores, aunque desde el Gobierno garantizaran que no se perderían puestos de trabajo.

 

Comentarios