18° C
Mostly Cloudy
Mostly Cloudy

Zeballos: “Ahora disfruto el tenis, la derrota no me afecta tanto”

El tenista regresó a su ciudad natal y dialogó con El Marplatense sobre su presente. La familia como prioridad y con objetivos claros en el deporte, el “Cebolla” vive “semana a semana”, sintiéndose bien física y mentalmente.

Por Redacción

sábado 27 de enero, 2018

Por Manuel Straccia

Horacio Zeballos volvió a su ciudad natal para inaugurar una cancha de fútbol en el Edison Lawn Tenis, el club de su padre y donde se inició en el deporte. En un gran momento de su carrera, donde se mantiene en los rankings que se propuso como objetivo, el “Cebolla” disfruta del tenis sin agobiarse. Y lo más importante, vive enamorado de su familia.

“Desde que nació mi hija me di cuenta que había cosas mucho más importantes que ganar o perder, eso fue un punto muy influyente en mí. Ahora estoy esperando otro hijo, le doy prioridad a eso y hace que el tenis sea mi trabajo, pero también un hobby y lo disfrute un montón”, afirmó en una charla íntima con El Marplatense.

No viene mucho, pero cada vez que lo hace, Zeballos se emociona cuando está en Mar del Plata. El club, su familia y un poco de descanso para volver a la competencia. En este marco, dialogó con este medio sobre su carrera, el futuro y los objetivos que se propone. Además, brindó detalles de las famosas “selfies” que se ha sacado con los mejores del mundo.

-¿Cómo vivís este regreso a Mar del Plata? En este caso para inaugurar una cancha de fútbol

Disfrutando de estar un poco de nuevo en casa, uno viaja 30 a 32 semanas por año y uno tiene poco tiempo para volver a la ciudad donde nació, pero cuando lo hago lo disfruto un montón. Ahora inaugurando una cancha de fútbol en el club donde nací, me llena de alegría y orgullo. Es un sueño porque jugábamos siempre con todos los chicos, con los cuales hice mis amigos, con arquitos hechos casi a mano.

-A raíz de los días que venís, más lo que debés hablar con tu padre, ¿cómo ves a los chicos marplatenses en el tenis?

Más que nada me entero por lo que me cuenta mi viejo, que es muy apasionado en esto y tiene un ojo para el talento muy bueno. Me cuenta que hay chicos que están jugando muy bien. Hoy conocí una de las chiquitas, una zurdita, que juega en muy buen nivel. Me pone muy contento y ojalá sigan surgiendo. Es un semillero muy lindo el que siempre ha dado Mar del Plata.

-¿Qué se viene en este 2018 en tu carrera?

Empecé en Australia, una gira dura, difícil para conseguir triunfos, pero me sentí jugando bien, hasta gané un buen partido, y después perdí con jugadores buenos. Eso no me  ha bajoneado para nada. Ahora me encuentro yéndome a la gira Sudamericana de Quito, Buenos Aires, Río y San Pablo. Son cuatro ATPS muy lindos y después tengo la posibilidad de entrar a Indian Wells Miami. Estoy en un ranking que me permite jugar todos los torneos que realmente quiero. Es el objetivo que pude cumplir los últimos años y el que quiero seguir, poder estar entre los 50, 70 mejores está muy bueno y es lo que me he propuesto.

-Se te ve más relajado, vos mismo decís que no te afectan las derrotas. ¿Por qué es? ¿Por los años, por la familia?

Antes uno quería ganar, ganar y ganar. Cuando uno se va poniendo más viejo, con más experiencia, se va dando cuenta que no es lo único. Creo que es la diferencia, los jóvenes que ya están metidos y son cracks es porque lo vieron antes, pero bueno, yo lo estoy disfrutando más, la derrota no me afecta tanto. Desde que nació mi hija me di cuenta que había cosas mucho más importantes que ganar o perder, eso fue un punto muy influyente en mí. Ahora estoy esperando otro hijo, le doy prioridad a eso y hace que el tenis sea mi trabajo, pero también un hobby y lo disfrute un montón. También el poder viajar con toda mi familia. El año pasado viajamos 5 meses juntos, eso es impagable.

-¿Te pusiste a pensar en tu futuro?

Uno a veces lo piensa. Pero trato de pararlo, e ir semana a semana, porque el tenista no sabe que va a encontrarse en unos meses, quizás le va un poco mal y se va para atrás en el ranking, o quizás al revés porque le va muy bien. Mejor ir semana a semana, hoy estoy 60 y pico y entro a tal torneo, así que voy a jugar ese torneo, y de ahí veremos el futuro que nos depara. Por ahora me siento bien física y mentalmente, eso indica que pueda jugar sin ningún inconveniente por algún tiempo más.

-En ese tiempo, ¿tenés alguna espina por sacarte?

Quiero seguir con este objetivo, de mantenerme bien de salud y eso implicará que me pueda mantener en este nivel. Ese es el objetivo más grande que tengo hoy en día.

Las selfies, los premios extra

 

El “Cebolla” fue noticia en muchas ocasiones por fotografiarse con los mejores tenistas del mundo que, a la vez, son sus competidores. Novak Djokovic, Roger Federer, Andre Agassi, Bjorn Borg, Mats Wilander, entre otros.

“Algunos dice: eh, pero se saca fotos y está en el mismo nivel, después si llega a jugar es raro. Pero no, yo lo disfruto y cuando entro a la cancha buscaré ganar y no importa quien esté en frente”, contó Zeballos entre risas.

Mucha veces, la foto es un premio extra, un detalle que perdurará en el tiempo. “No me estoy poniendo más joven, se que no quedan tantos años y me quiero llevar un lindo recuerdo aparte de todos los que tengo en la memoria, dejarlos plasmados en una foto” consideró el tenista.

“Tener la posibilidad de compartir el mismo vestuario con tantas estrellas es algo buenísimo, y me saco esas fotos y me llena de alegría“, concluyó Zeballos. Eso, la alegría, es lo que lo marca en este momento de su carrera, con triunfos y derrotas, siempre para adelante.

 

Comentarios