Comenzó un peritaje que podría complicar a Hugo Moyano

Las principales cabecillas de la barra iban a una oficina de la sede social de Independiente, donde imprimían las entradas “truchas”. Del estadio se llevaron tres CPU y de Integrados SA secuestraron seis CPU, dos notebook, facturas, remitos y mil tarjetas de la Obra Social de Camioneros, entre otras cosas. Todo comenzó a ser peritado.

Por Redacción

jueves 8 de febrero, 2018

Comenzó un peritaje clave que podría complicar a Hugo Moyano y a su hijo Pablo como principales autoridades del Club Independiente. La pericia informática se realizará sobre las computadoras secuestradas durante los allanamientos en la sede futbolística.

La medida fue impulsada por la fiscal Viviana Giorgi y se efectuará en el marco de la causa que lleva adelante el juez de garantías de Lomas de Zamora, Gabriel Vitale, donde se investiga a una asociación ilícita, encabezada por el barrabrava de Independiente Pablo “Bebote” Álvarez, que habría defraudado en millones de pesos al club de Avellaneda, revelaron a Clarín fuentes judiciales.

Cada vez más cerca de ser llamado a indagatoria, Hugo Moyano fue notificado la semana pasada, al igual que los demás implicados en el expediente, que comenzará el peritaje sobre las computadoras secuestradas en la sede del Club Independiente. En esta causa, Álvarez, otros barras y el ex dirigente Noray Nakis ya están procesados y ocho de ellos con prisión preventiva.

“Bebote” Álvarez declaró ante el juez Vitale cómo lograban conseguir las entradas de protocolo para los partidos y complicó a Pablo Moyano, recientemente elegido como vicepresidente de Hugo, su padre.

En uno de los operativos ordenados por el juez de Garantías, se encontró en una oficina del histórico edificio de La Franco Argentina (Hipólito Yrigoyen 440/460) el pendrive que se usaba para imprimir las entradas falsas. La empresa Sistema Integrados SA tiene sus oficinas en el segundo piso de ese edificio y también está siendo investigada.

Según la triangulación que busca desentrañar el juzgado, se determinó que luego, las principales cabecillas de la barra iban a una oficina de la sede social de Independiente, donde imprimían las entradas “truchas”. Más tarde, las repartían entre los que no eran socios y también con integrantes del club del interior.

La justicia busca determinar el paso a paso de la maniobra con la cual se falseaban entradas. En la final de la Copa Sudamericana se detectaron casi 12.000 entradas de más. Después de más de 40 allanamientos y del secuestro de documentación y soportes electrónicos, la Justicia avanza en el peritaje.

El juzgado estableció una conexión e interface con la empresa Integrados SA y secuestraron CPU, comprobantes de pagos de cuotas sociales, documentos (DNI y CI) de “dudosa procedencia, entradas y remanentes del partido entre Independiente y Atlético Tucumán”, y documentación contable. Del estadio se llevaron tres CPU y de Integrados SA secuestraron seis CPU, dos notebook, facturas, remitos y mil tarjetas de la Obra Social de Camioneros, entre otras cosas. Todo comenzó a ser peritado.

En el juzgado, según informaron a Clarín, entendieron que en las computadoras podría encontrarse información que podría implicar a los Moyano en la causa por asociación ilícita; por eso les permitieron sumar peritos de parte, algo a lo que el líder de Camioneros accedió.

 

Comentarios