“Las lesiones fueron provocadas durante el procedimiento”

Así lo expresó el abogado de la familia de Débora Pérez Volpin, Diego Pirota. Ernesto Da Ruos, perito de la familia de Pérez Volpin, confirmó ayer el hallazgo de “lastimaduras” en el esófago y el estómago de la periodista, pero remarcó que “no hubo ningún corte porque el endoscopio no corta”

Por Redacción

viernes 9 de febrero, 2018

El abogado de la familia de Débora Pérez Volpin, Diego Pirota, dialogó con el canal de noticias TN sobre los avances de la causa y aseguró que “no tiene dudas” de que las lesiones que se encontraron en el esófago y el estómago de la periodista fueron provocadas durante la endoscopía que desembocó en su muerte en el Sanatorio de la Trinidad de Palermo.

“La investigación hoy tiene que ver con el informe pericial que se está llevando a cabo. Ya se realizó hace 48 horas una parte preliminar, un informe que tiene que ver con lo que los peritos vieron. La semana que viene, el viernes, vamos a tener un estudio ya microscópico de esto“, sostuvo el abogado.

Calculo que con ese informe ya vamos a tener bastante certeza del cuadro en el que se encontraba Débora. No vamos a saber todavía las razones, ni las responsabilidades, si las hubo o no, calculo que eso puede demorar unos días más. A partir de ahí sí vamos a tomar cursos de acción en la causa. Se van a realizar otro tipo de medidas y de pericias”, continuó Pirota.

“Desde las autoridades del hospital, nadie nos pudo informar qué es lo que sucedió. La palabra que usan con la familia, al informarle del deceso de Débora, es ‘hay incertidumbre sobre qué es lo que sucedió‘. Y no puede quedar incertidumbre, de ninguna manera”, continuó el abogado.

Cuando se hace un estudio endoscópico se filma y, por lo tanto, esa grabación sería una prueba importante. Sin embargo, el abogado señaló que “en la causa todavía no existe eso” y agregó que “no puedo responder a ciencia exacta por qué motivo no se cuenta con esto. Desconozco las razones”.

Sin embargo, según destaca Clarín, Ernesto Da Ruos, perito de la familia de Pérez Volpin, confirmó ayer el hallazgo de “lastimaduras” en el esófago y el estómago de la periodista, pero remarcó que “no hubo ningún corte porque el endoscopio no corta”. Da Ruos, quien se desempeña como médico gastroenteorólogo, señaló que “no puedo decir que tuvo la culpa alguno de los profesionales que intervinieron porque no está comprobado”.

“La familia necesita saber la verdad, qué es lo que pasó. Y si la verdad dice que no hay ningún responsable por una mala praxis, la familia va a aceptar el resultado. No está buscando venganza”, continuó Pirota.

 

Comentarios