10° C
Overcast
Overcast

El microcentro, San Jorge y La Herradura, las zonas calientes en 2017

Así se desprende del informe anual del Centro Municipal de Análisis Estratégico del Delito (Cemaed), en ocasiones de confrontaciones y robo, en viviendas y la vía pública. Los datos surgen de los llamados al 911. Durante la temporada, aumentan los hechos.

Por Redacción

martes 13 de febrero, 2018

El Centro Municipal de Análisis Estratégico del Delito publicó el informe anual correspondiente al 2017 en el que resalta las zonas calientes por confrontaciones y robos, tanto en comercios como en la vía pública. Los datos se registran a través del origen de los llamados al 911.

En el caso de los llamados por robos en la vía pública se observa un comportamiento “curioso”. Los espacios más afectados no coinciden en sus características generales. La intensidad más elevada se advierte en un sector que es límite entre los barrios San Jorge y La Herradura y está integrada por llamados con características particulares que si bien no pueden calificarse como falsas alarmas, tuvieron resultados negativos y generan cierta cautela al momento de validarlos como ciertos.

El otro espacio fuertemente afectado, fue un amplio sector que va desde el barrio Estación Terminal, pasando por el centro comercial de calle Alberti y atraviesa el microcentro la ciudad concluyendo en el límite con el barrio San Juan. Este sector congrega el principal centro comercial, financiero, gastronómico y de esparcimiento del Partido, por lo que aparece más razonable para la alta intensidad de este tipo de delito.

Los llamados al 911 por robos tuvieron altas concentraciones en espacios diversos. El principal de ellos fue un amplio sector que incluye la casi totalidad del microcentro, pero también hubo en los barrios San Jorge, La Herradura y en un sector del barrio Coronel Dorrego. Las intensidades intermedias ocupan espacios en múltiples áreas de gran parte del casco urbano. Se destacan las de los barrios Florencio Sánchez, Belisario Roldán, Don Emilio, General Belgrano, Bernardino Rivadavia, Cerrito Sur, San Juan, Don Bosco y Estación Terminal, entre otros. Solo en el extremo sur no se advierten concentraciones por este tipo de delito.

El microcentro también fue sede de los asaltos a comercios. Dentro de esta concentración se advierten dos núcleos diferenciados, uno sobre el sector delimitados por las calles Mitre, Moreno, Independencia y Luro y el segundo delimitado por las calles San Luís, Corrientes, Luro y Moreno. Otro sector de importante concentración fue un espacio que cubre el centro comercial de calle Alberti y se bifurca hacia el centro comercial de calle Güemes. También las zonas comerciales de los barrios Del Puerto, San Juan, San José, General Belgrano, La Herradura y San Jorge tuvieron intensidades destacables.

En lo que respecta a las confrontaciones, la mayoría se concentraron en un área delimitada por las calles Luro, Colón, Mitre y la línea costera. También hubo intensidades del mismo nivel en la zona circundante a la plaza Rocha en el barrio San Juan. Intensidades intermedias afectaron un amplio sector que va desde el barrio Estación Terminal hasta La Perla y se prolonga hacia el oeste hasta la estación ferroautomotora. Solo los extremos norte y sur del casco urbano presentan baja o nula actividad por este tipo de llamados.

La visualización de los totales de llamados por mes muestra un inicio de año con valores elevados, que se sostienen hasta marzo. En abril se advierte una caída que se sostiene con variaciones menores hasta noviembre. En el último mes del año los valores vuelven a subir mostrando que, en los meses de temporada alta de actividad turística veraniega, el volumen de demanda se incrementa. El mes de mayor cantidad de registros fue diciembre y el pico mínimo se dio en septiembre.

Comentarios