Charly García presentó “La Torre de Tesla”

En los casi 90 minutos de recital, el hombre del bigote bicolor tocó temas de su último disco, Random, y deleitó al público con los éxitos de siempre.

Por Redacción

viernes 16 de febrero, 2018

Charly García tocó en el teatro Coliseo y emocionó a tres generaciones de fans. Presentó “La Torre de Tesla” ante 1.700 personas que disfrutaron de una hora y media de show. Repasó algunos de los éxitos de siempre e interpretó canciones de su último disco, Random.

“Morí sin morir”, dice una de las estrofas de Rezo por vos -tema que interpretó y fue uno de los puntos más altos de la noche- y cuánto valor tiene para este momento en la vida de García. Si hay alguien que murió sin morir es justamente él. Como el ave Fénix, resurgió de sus cenizas y demostró que su música sigue más vigente que nunca.

A las 20:45 se levantó el telón y una linda versión de Instituciones abrió el esperado concierto. La gente rápidamente se puso de pie -así estuvo durante todo el show- y empezó a cantar una a una todas las canciones.

La banda sonó muy sólida con el trío de chilenos: Kiuge Hayashida en guitarras, Carlos González en bajo y Toño Silva en batería. También con el “Zorrito” Fabián Quintiero en teclados, y con Rosario Ortega en coros, quien en el Coliseo fue más que la segunda voz. Se mostró como un apoyo permanente a Charly.

En los casi 90 minutos de recital, el hombre del bigote bicolor tocó temas de su último disco, Random, y deleitó al público con los éxitos de siempre.

De su álbum editado el año pasado, interpretó La máquina de ser feliz, Lluvia, Otro y Rivalidad, tema en el que hizo un chiste al presentarlo: “Es una canción que se la hice a mi vecina. Por suerte me mudé”. Mientras sonaba esa pieza, en las pantallas se mostraba cuando García se tiró desde el noveno piso a una pileta en un hotel de Mendoza.

De las “viejas creaciones” no faltaron Cerca de la revolución, la mencionada Rezo por vos, Reloj de plastilina, Yendo de la cama al living y Me siento mucho mejor.

También interpretó Promesas sobre el bidet, Demoliendo hoteles y Los Dinosaurios. En este último tema se vivió uno de los momentos más fuertes de la noche porque mientras Charly lo cantaba se pasaba de fondo imágenes de los represores de la última dictadura militar, según destacó Infobae.

Posteriormente volvió el clima festivo a la sala: cantó Funky y cerró el show a las 22:07 -por insistencia del “Zorrito” Quintiero- con Nos siguen pegando abajo. Una vez terminado el concierto, la gente se quedó varios minutos en la sala cantando los hits del artista.

Fue una noche mágica e histórica. Y, como bien dice el primer corte de difusión de Random, la máquina de ser feliz la tiene él y anoche la compartió con sus fans. ¡Gracias por tanto maestro!

Comentarios