Automovilismo

Marcos Siebert: “Estoy viviendo el sueño del pibe”

Del kartódromo de Mar del Plata, a los circuitos de la Fórmula 1. El joven piloto marplatense, de 21 años, analizó sus inicios, el reciente paso por la GP3 y los constantes viajes por Europa en un mano a mano exclusivo con El Marplatense.

Por Redacción

sábado 17 de febrero, 2018

Con 20 años, Marcos Siebert se consagró campeón de la Fórmula 4 italiana, venciendo a Mick Schumacher, hijo de Michael. Al año siguiente, disputó por primera vez la categoría GP3, durante cada fin de semana teloneó a la Fórmula 1 en los mejores circuitos del mundo. Tal vez sin los resultados que esperaba, pero está viviendo “el sueño del pibe”, aunque aclara que “no todo lo que brilla es oro”.

Cada vez que vuelve a Mar del Plata, se siente en casa. “Durante el año la extraño muchísimo, puedo venir una o dos veces con suerte”, contó Siebert en un mano a mano con El Marplatense. Por eso, disfruta cuando viene, y más en verano, de sus amigos, familia y los atractivos de la ciudad.

“Acá es donde arranque deportivamente y en lo personal. En karting, el kartódromo de Mar del Plata uno de los mejores que conozco a nivel mundial, donde salen muchos chicos. En lo personal, venir es increíble, es la ciudad más linda que hay si bien he pasado con casi todas del mundo”, afirmó el piloto, con un marcado sentido de pertenencia.

El plato fuerte de su carrera comenzó en 2013, con 16 años, cuando se fue a Europa y comenzó una “experiencia única”, aunque le gusta tener los pies sobre la tierra. “No todo lo que brilla es oro, a veces uno se cansa de viajar. Si bien es un placer, el sueño del pibe lo que estoy viviendo, tiene sus cosas viajar tanto, te cansa. Siempre lo que me gusta es venir de vacaciones al sillón de mi casa”, relató Marcos.

Ahora se encuentra en plena pretemporada, donde se dedica más fuerte al entrenamiento que a veces se complica durante el año. Mientras, espera cerrar dónde correrá este año. Las opciones, a priori, son volver a la GP3 o correr Fórmula 2.

“El año pasado fue increíble para mi en cuanto a experiencia. Pude correr mi primer año de GP3 junto al fin de semana de la Fórmula 1, con lo que eso significa, estar corriendo una hora antes de los grandes ídolos, te pone en un lugar muy bueno, que te pueden observar todos los equipos. Es increíble”, señaló el marplatense sobre su 2017.

Sobre Campos Racing, su equipo, se mostró conforme. “Si bien no tuvimos la mayor de las suertes con nosotros en lo técnico del auto, que se me rompió en muchas carreras, y son cosas que normalmente no pasan, pero son fierros, pueden pasar”, detalló sobre los tintes de mala suerte que tiñeron su año. “En ese sentido son cosas ajenas que me han dejado fuera de carreras y no pude pelear más y demostrar para qué estábamos”, agregó.

Ahora, apuntará a un nuevo año y “uno siempre va en busca del título”, pero no se desespera porque “a veces uno hace todo bien y se rompe el auto, o te equivocas vos o cuando el auto esta para ganar”. Por eso, el objetivo es: “Estar lo más adelante que se pueda como siempre y seguir como estoy en los fines de semana de F1 para mostrarme”.

Comentarios