Gastronómicos: “Será un invierno duro, con mucha falta de trabajo”

Referentes del sindicato que nuclea a los trabajadores del sector trazaron proyecciones “complicadas” y advirtieron por la merma de las fuentes laborales. “Nos da miedo el invierno”, reconocieron. Aseguran que los “más perjudicados” serán los “trabajadores efectivos-discontinuos”, que se contratan por feriados y fines de semana.

Por Redacción

lunes 19 de febrero, 2018

Todavía aguardan por el cierre de febrero y conservan algunas expectativas por el fin de semana largo de Semana Santa, pero eso no quita que los trabajadores gastronómicos ya empiecen a mirar con “preocupación” el escenario que deberán afrontar en el invierno de este año. Desde el Sindicato que los nuclea trazaron proyecciones “complicadas” e insistieron en la merma del empleo.

“La temporada se cierra a fin de febrero, el 5 de marzo a más tardar ya termina la temporada, pero en el resto de marzo va a decaer mucho la actividad”, advirtió Mercedes Morro, referente de Uthgra, quien dijo: “Será un invierno duro, con mucha falta de trabajo. Nos da miedo“.

Al trazar sus pronósticos, la dirigente sostuvo que los “trabajadores efectivos-discontinuos”, aquellos que desempeñan labores durante feriados y fines de semana, son los que se verán “más perjudicados”.

“Nosotros tenemos dos categorías de trabajadores: el trabajador efectivo, que es el que trabaja todo el año y todos los días, y el trabajador efectivo-discontinuo, y éste último es el más perjudicado porque en lugar de tener los tres días de siempre, para cubrir asignaciones, obra social y otras cosas, no tiene ninguna garantía de días“, explicó, y cuestionó: “La hubo en un tiempo pero después se fue diluyendo y hoy te dan cuatro días o seis, pero qué hacés con eso”.

Al puntualizar sobre el trabajo del sector en Semana Santa, la principal referente local de la Unión de Trabajadores del Turismo, Hoteleros y Gastronómico (Uthgra) aclaró a El Marplatense que los empresarios sólo recurren a la contratación del “personal extra”. “Ese es un empleado que ya no tiene ninguna relación de dependencia, y sólo va al evento y trabaja por el contrato de los cuatro días de Semana Santa y se terminó”, indicó.

En algunos rubros, Morro también advirtió una “sobreoferta” de propuestas que, según señaló, derivan en nuevas dificultades para poder sostener el personal en los emprendimientos privados.  “Ahora todo el mundo quiere poner cervecerías, y entonces las cuatro o cinco que trabajaban a full, trabajan menos y ya empiezan con problemas con los empleados“, ejemplificó.

La autoridad del gremio que nuclea a los trabajadores gastronómicos consideró que “los empresarios deberían tener cuidado antes de meterse en un establecimiento de la categoría que sea”. “Todo tiene un límite, si tenés 10 restaurantes que trabajan bárbaro y le metés 40 más, ninguno de los 50 va a trabajar bien”, aseguró, y concluyó: “Esto pasa por la inteligencia del que invierte, hay que buscar donde podés hacer dinero sin perjudicar a nadie, porque después te perjudicás vos mismos”.

 

Comentarios