Laguna de los Padres: extraño fenómeno ocasionó muerte de peces

Lo confirmaron las autoridades municipales de la Reserva. Se trata de un evento biológico conocido como “hipoxia”, que se relaciona con la falta de oxígeno dentro del agua de la Laguna. Confían en que la problemática ya se revertirá en los próximos días.

Por Redacción

miércoles 21 de febrero, 2018

Las autoridades de la Reserva Integral de Laguna de los Padres confirmaron que un extraño fenómeno biológico ocasionó en las últimas semanas la muerte de un importante número de peces, aunque confiaron en que esta anómala situación tenderá a “desaparecer” en el transcurso de los próximos días.

Al ser consultado por El Marplatense por la problemática, el titular de la Reserva, Ricardo Gabbin, afirmó que estas muertes estarían ligadas a un fenómeno conocido como “hipoxia”, que consiste en una disminución de la cantidad de oxígeno disponible en el agua de la laguna. “Es un fenómeno que se produce cada tanto: en los últimos 15 años, se ha producido unas cuatro veces aproximadamente“, indicó.

El funcionario aclaró que este tipo de eventos son “muy comunes” en las “zonas de algunas pampeanas” y de “poca profundidad”, como es el caso de la Laguna de los Padres, que tiene aproximadamente 2,40 metros de profunidad.

“Este fenómeno coincide generalmente en verano, con altas temperaturas, y con fenómenos climáticos como la falta de viento en la laguna, que hace que no haya oleaje y eso es uno de los factores que genera oxígeno dentro del espejo de agua”, explicó.

Si bien se registró en los últimos días una muerte de una importante cantidad de peces, Gabbin aclaró que hay una “disminución importante” y que el “pico ya pasó”. “Creemos que va a ir desaparecido con el correr de los días”, confió.

El principal referente de la Reserva de la Laguna de los Padres también informó que se han tomado muestras de agua, que ya son analizadas por el INIDEP, para realizar las evaluaciones correspondientes y corroborar “si no hay algún elemento extraño que proclama una mortandad. “Si bien estamos casi seguros que es por el hipoxia, no descartamos otras posibilidades”, aclaró.

 

Comentarios