Campos de la zona sufren la sequía y temen impactos en las góndolas

Referentes locales de la Sociedad Rural aseguraron que las producciones regionales ganaderas y de distintos cultivos se han visto “muy comprometidas” por el bajo nivel de lluvias de estos meses de verano, y pidieron al Gobierno “tomar cartas en el asunto”. “El Estado nacional es quien se verá seriamente afectado”, remarcaron.

Por Redacción

lunes 26 de febrero, 2018

Las sequías de este verano que ya han producido pérdidas millonarias a nivel país también encuentran impacto directo en los campos de Mar del Plata y la zona, y enciende profunda preocupación en los productores de la región, que ya pronostican aumentos de costos que se verán reflejados en el corto plazo en las góndolas.

“La situación a nivel país es realmente muy complicada y compleja, porque ya hay estimaciones de pérdidas muy grandes en los rendimientos de soja y girasol. Y si bien en nuestra zona hemos tenido la suerte de recibir algunas precipitaciones, también los cultivos se encuentran afectados por la escasez de lluvias“, afirmó a El Marplatense el presidente de la Sociedad Rural local, Esteban Área.

Al puntualizar sobre la importancia del agua, el referente del sector explicó que “es directamente proporcional al rendimiento del cultivo” y dijo que “si hay buenas lluvias, los rendimientos están casi asegurados”. “En enero, es la etapa más crítica del llenado de grano de maíz, y en febrero es el de soja, que son justo los meses en los que vimos afectado el régimen pluviómetrico”, afirmó.

“A nivel macro, Argentina es formador del precio de soja, y habiendo estimaciones de pérdida muy grandes, los exportadores de cereales saben estas pérdidas y fijaron posiciones con un aumento significativo en los valores de la soja”, comentó, sobre el panorama que afronta el mercado.

Área remarcó que las consecuencias de esta sequía “afectarán al productor y a todas las economías regionales”. “El Estado Nacional es quien va a haber afectado seriamente sus ingresos, no sólo a través de divisas sino en su recaudación impositiva”, aseguró.

Sin embargo, al puntualizar sobre la situación ganadera, el principal exponente de la Sociedad Rural afirmó que las producciones de la zona se también vieron “muy comprometidas”. “Hubo una reducción importante en la producción de forraje de las pasturas, y también hay que tener en cuenta que esta pérdida de rendimiento va a traer aparejado un aumento en los precios de los cereales, por lo cual el productor ganadero y el resto de las producciones, verán incrementados muy fuertes los costos de la alimentación de sus animales”, indicó.

“Esto traerá aparejado una suba generalizada en el precio de la dieta del animal y, por ende, en el costo de producción de carne bovina y de cerdos y aves, y esto se va a trasladar a las góndolas”, aseveró.

Ante este crítico escenario que reconoció el dirigente en el cierre de los meses de verano, insistió en que el Gobierno de Mauricio Macri “deberá tomar cartas en el asunto” para tratar de paliar “esta grave problemática”.

 

Comentarios