15° C
Clear
Clear

Mujeres encabezaron una multitudinaria marcha en Mar del Plata

Se realizó una movilización por distintos sectores del centro. Participaron diferentes integrantes de movimientos de género. Violencia de género, el rol de la mujer en el mercado laboral y el aborto, fueron los ejes de la iniciativa. Previamente, hubo distintas actividades.

Por Redacción

jueves 8 de marzo, 2018

Se llevó adelante este jueves una multitudinaria marcha en Mar del Plata en el marco del Día Internacional de la Mujer. La movilización se replicó en distintos puntos del país y el mundo, con un significativo nivel de concurrencia de movimientos de género y público en general que se acercó con pañuelos verdes, pancartas, remeras con distintas simbologías o mensajes y con un cántico unánime con referencia al fortalecimiento de “la lucha feminista” en los últimos años.

En la ciudad se convocó a una radio abierta a las 16 en el Monumento a San Martín, donde fue el epicentro a lo largo de la jornada. Cerca de las 19, se inició una movilización por distintos sectores del centro, aunque teniendo como destino obligatorio la sede del Ministerio de Trabajo de la Nación, ubicado en Santiago del Estero casi Luro. La actividad formal concluyó una hora después, tras regresar al sitio original de la iniciativa.

“Nosotras paramos”, “viva La libertad”, “Arde el patriarcado”, “el aborto es un derecho, no un capricho”, “nos están matando”, fueron algunos de los escritos más recurrentes en la marcha que tuvo como principales ejes la violencia de género, el rol de la mujer en el ámbito laboral y la discusión sobre la despenalización del aborto.

“Estamos reunidas este 8 de marzo porque nos parece importante salir a la calle a reivindicar nuestros derechos, hay muchísimos avances en materia de derechos gracias a nuestra lucha pero todavía hay mucho por hacer. Uno de los principales es el derecho al aborto legal, seguro y gratuito que es una deuda del Estado para con las mujeres. Ver la cantidad de mujeres reunidas hoy también es importante, hace tiempo venimos gestando este cambio histórico que estamos viviendo”, afirmó Noelia Barbas, del colectivo MuMaLá, en diálogo con El Marplatense.

Con respecto a los reclamos a nivel local, la referente del colectivo de mujeres apuntó que “no se ha asignado más presupuesto” a pesar de la declaración de la Emergencia, que fue “una foto sin contenido”, ya que “no se da a basto con la asistencia, menos con la erradicación y prevención”.

Por su parte, Susana Mercado, coordinadora de la Dirección de la Mujer, también habló con este medio para señalar que en el partido de General Pueyrredon debe darse el debate sobre el aborto también en concejales y miembros del Ejecutivo. “Se merece un debate profundo, sincero, trayendo personas que estén todas las voces y miradas, y sobre todo que participe el movimiento de mujeres”, aseguró.

Laura, de la agrupación feminista Las Rojas, también coincidió en que “el eje fundamental a debatir en este Día de la Mujer Trabajadora es por el aborto libre, seguro y gratuito en el Hospital” que es “un debate que se reabrió gracias a la fuerza del movimiento de mujeres, a la lucha que damos hace muchísimos años y cada vez está más fortalecido“.

“Es indispensable seguir luchando, seguir peleando en las calles que es el único lugar que tenemos nosotras para luchar, para que esta ley se trate y se apruebe. Cada vez son más grandes las marchas. En Argentina y Mar del Plata, hubo un crecimiento tremendo a partir del Ni Una Menos, el primero fue en 2015, pedíamos basta de violencia de género, de femicidios”, consideró Laura.

Asimismo, en relación a la brecha salarial, este medio también entrevistó a la secretaria adjunta del Sindicato Argentino de Docentes Privados (SADOP), Adriana Donzelli, quien afirmó: “La idea de participar en esta jornada de lucha es hacer visible la situación de desigualdad y de precarización en la que se encuentran las mujeres trabajadoras que en nuestro país tienen el mayor índice de desempleo y que además sufre los efectos de la doble jornada, por tener que hacerse cargo de las responsabilidades familiares que le asigna la sociedad”.

“Además, por todas las complicaciones que sufre para hacer su carrera en el ambiente de trabajo. El techo de cristal, que es ese límite invisible que no permite el ascenso y desarrollo profesional, todo alimentado por una serie de prejuicios y de condicionamientos machistas que tratamos de ir revirtiendo. Una de esas formas es hacerlas partícipe en la asociación gremial y la política“, concluyó al respecto Donzelli.

Comentarios