16° C
Overcast
Overcast

Exclusivo

Denuncian que durante décadas se permitió explotar una playa pública

El abogado Julio Razona realizó una presentación judicial ante una supuesta estafa que recibió durante casi 30 años un empresario que estaba a cargo de una playa en Los Acantilados. Según consta en su planteo, tenía una concesión de un espacio costero que era un bien del Estado. Afirmó que hubo “connivencia de las autoridades” y de los propietarios de la playa.

Por Redacción

domingo 1 de abril, 2018

Foto Ilustrativa.

El reconocido abogado Julio Razona realizó en los últimos días una presentación judicial en la Fiscalía de Delitos Económicos denunciando que durante casi 30 años la Municipalidad permitió una concesión de una playa en el barrio Los Acantilados que “era un bien del Estado”. Al respecto, afirmó que hubo “durante más de dos décadas connivencia entre los funcionarios de turno y de una empresa” para permitir “un caso de estafa” contra su defendido, Esteban Galera.

“Soy patrocinante de Esteban Galera, que es un empresario de Mar del Plata que fue inquilino de la Playa Los Acantilados, una playa muy conocida porque fue la primera en contar con un restaurante con ascensor”, comenzó a contar, en diálogo mano a mano con El Marplatense, el letrado, quien siguió: “Fue durante muchos años apoderado de otros inquilinos y luego inquilino de “Playa del Faro SA Inmobiliaria”. Pagó puntualmente durante años un canon locativo enorme a esta empresa que es descendiente de la familia de Peralta Ramos de Mar del Plata”.

“Formulamos una denuncia penal contra las autoridades de “Playa del Faro SA Inmobiliaria” porque constatamos que ellos habían alquilado a sus inquilinos un predio cuando ese era un bien del Estado, es decir público”, explicó Razona, quien ejemplificó: “Técnicamente es como alquilar la Playa Mitre a un tercero. No solamente lo alquilaron, sino que construyeron sobre ese bien público”.

Al respecto, el abogado remarcó que en las últimas semanas dieron “con un expediente administrativo de la Municipalidad en el que consta que esta situación en el año 1993 fue advertida por tres funcionarios públicos que detectaron esta anormalidad”. “Pese a esta situación, recién el expediente tuvo movimiento en el 97, estando a cargo de José Luis Castorina, que tomó el expediente, señalando que le faltaban fojas. Están tachadas algunas resoluciones con Liquid Paper, que las consideramos muy importantes”, aseguró.

Para Razona, “pese a haber tomado conocimiento que era un bien público, no se hizo nada y se permitió a los empresarios seguir cobrando un canon locativo por un bien público y construir un restaurante, pagando incluso impuestos municipales, en una evidente connivencia con funcionarios de aquel entonces”.

Por otra parte, recordó que “en el Gobierno anterior, se construyeron escolleras, digamos unos espigones, para que haya más playa”. “Ósea, el Estado pagó para el enriquecimiento de estos empresarios que han defraudado a Galera y también una estafa a la gente, que vemos como el Estado, en vez de obtener un rédito de estos bienes inmuebles, se los cede a amigos del poder para que lo exploten”, continuó el ex funcionario en la Secretaría de Seguridad.

“La empresa es particular. Son titulares de dominio de varios emprendimientos en la costa. Ellos son dueños de una parte privada en esa playa pero no de la parte pública, que terminaron alquilando”, dejó en claro Razona, quien también hizo mención sobre presuntas dudas acerca de habilitaciones otorgadas por la actual administración: “Encontramos otras irregularidades, como que la Municipalidad les ha cedido a los Peralta Ramos el eje de la Ruta 11 para el lado del mar, es decir la explotación de ese lugar sin ninguna resolución”.

Por último, remarcó la necesidad de la intervención judicial y administrativa ante “una gran cantidad de lotes en una situación irregular” en la ciudad y la Provincia: “Hemos constatado, a través de un trabajo bastante pormenorizado en el que interviene la Fiscalía de Delitos Económicos, que existen en Mar del Plata, la zona y la Provincia de Buenos Aires un total de 270 mil lotes con una situación irregular”.

 

Comentarios