22° C
Overcast
Overcast

IOMA: transportistas siguen sin cobrar y hay cortes de servicio

Pese a las promesas de las autoridades de la obra social, las personas que realizan el transporte de menores en situación de discapacidad aseguraron que aun no recibieron ningún dinero y anunciaron la toma de medidas en algunos casos, al registrar deudas que se arrastran desde hace más de un año.

Por Redaccion

martes 3 de abril, 2018

Pese a las promesas de las autoridades IOMA, que habían garantizado que en abril se regularizarían los pagos adeudados, los transportistas que realizan el traslado de menores en situación de discapacidad aseguraron que todavía no han recibido “ningún dinero” y, en algunos casos, ya comenzaron a cortar el servicio. “Ya no sabemos de dónde sacar el dinero”, explicaron.

“Seguimos exactamente igual: esperando los cobros y con los expedientes trabados en los mismos lugares. Las promesas que nos dieron las autoridades de acá y regionales hasta ahora no se cumplieron“, le dijo a El Marplatense Juan Goldart, uno de los referentes del sector.

El transportista insistió en que “ya prácticamente no hay plata para hacer los recorridos”, al recordar que las deudas se arrastran desde hace más de un año. “Depende de cada afiliado el monto pero estamos hablando de mucha plata para nosotros; en realidad, para IOMA, es un número ínfimo que ni siquiera les mueve la aguja”, aseguró, y agregó: “Ni siquiera hay vistas de que se va a achicar la deuda. Nos duele mucho la palabra de esta gente. Le creímos pero sigue igual”.

Matías, otro de los trabajadores que afirma tener deudas de la obra social desde junio de 2017, decidió cortar la prestación a sus 12 pasajeros ya que remarcó que “no puede seguir así”. “La deuda es muy grande y tengo que cortar el servicio porque no tengo más dinero para solventar los gastos”, fundamentó.

“Es muy difícil tomar una medida así. Es mi trabajo: con esto, estoy dejando de trabajar. Hasta acá, lo podía hacer sacando créditos y con los pagos de otras obras sociales, que también están atrasadas pero no tanto como IOMA”, comentó, sobre los trastornos que debió atravesar en los últimos meses.

Sin embargo, Matías dijo que lo que le llevó a tomar esta decisión fue una intimación que recibió por parte de ARBA en los últimos días, al no haber cumplido con el pago de la patente de una de sus unidades. “Es muy gracioso, porque la Provincia me debe mucho más dinero que lo que yo les debo”, consideró, en diálogo con este medio.

“Me manejo hace muchos años con estos chicos. Fui personalmente con cada uno y los padres se ponen muy mal y eso me lo transmiten a mí”, reconoció, y concluyó: “Hay chicos que no pueden hablar ni expresarse, pero uno toma mucho cariño con ellos. Pero yo ya no sé sacar dinero”.

 

Comentarios