11° C
Rain
Rain

Cobertura especial

Merendero Valeria, una luz de esperanza en el corazón de Nuevo Golf

Funciona hace 16 años, en José Martí al 3400. Más de 120 niños se acercan para tener un almuerzo y la “panza calentita”. La ayuda estatal, sin embargo, estuvo ausente en los últimos años y la colaboración de la comunidad aparece como el principal sostén para su labor solidaria. “Acá nada es poquito porque todo suma”, reconocieron.

Por Redaccion

domingo 15 de abril, 2018

En medio de las ausencias del Estado y el complejo presente que se transversaliza como un denominador común a numerosas familias, el Merendero Valeria se vislumbra como una luz de esperanza en el barrio Nuevo Golf.

El espacio solidario, que se encuentra sobre la calle Jose Martí al 3475, funciona hace 16 años. La necesidad de “remarla” y la crisis del 2001 fueron los disparadores de su apertura, según explicó María Beherán, que se encarga de juntar los alimentos para garantizar el almuerzo y la merienda de más de 120 niños.

La asistencia siempre fue un reclamo latente. Pero la vecina del barrio comentó que, en el último tiempo, se ve “más necesidad” ya que aseguró que ahora hasta las madres se quedan para compartir el plato de comida con sus hijos.

Subió la cantidad de gente, es impresionante. Ahora vienen y comen mamás con los nenes. Hasta el año pasado no se sentaban las mamás: dejaban a los nenes y se iban. Pero ahora sí lo hacen, hay más necesidad”, le reconoció María a Radio Mitre Mar del Plata.

Según comentó la referente del merendero de Nuevo Golf, son alrededor de 120 niños los que se acercan para comer. “Cuando podemos cocinar, que hacemos las viandas, llegamos a las 180 personas. Es toda gente del barrio”, afirmó.

CÓMO COLABORAR

Sin subsidios ni respaldo estatal, la ayuda de la comunidad es una de las razones que permite el funcionamiento diario del Merendero Valeria. A veces, ese auxilio proviene de empresas, y otras, de personas particulares.

“Hay una química que nos ayuda con los productos de limpieza, Pepsico cada dos por tres nos llama y nos da productos, y después toda gente común. Hay una organización que también se involucra”, dijo, y agregó: “No es continua la ayuda porque tampoco queremos cansar al colaborador”.

Para María, lo “importante” es tener algo para que la “criatura tenga la panza calentita”. “Acá nada es poquito porque todo suma. Lo principal es tener algo en la panza. Todo es bien recibido”, reconoció, en diálogo con el programa Hoy Es Mejor.

Para prestar colaboración con el Merendero Valeria, las personas interesadas puedan acercarse hasta su sede, que se encuentra en José Martí al 3475, y comunicarse por el teléfono que dejó María (155984086) o a través de las redes sociales.

 

 

Comentarios