19° C
Mostly Cloudy
Mostly Cloudy

Tips para mejorar el estado de ánimo

La rutina diaria puede generar estrés y hasta impedir que podamos sentirnos bién. Consejos útiles para poner en práctica.

Por Gimena Rubolino

martes 17 de abril, 2018

 

  1. Estar en contacto con el sol

La luz natural es un vector de energía increíble que el cuerpo captura para expandirse y sintetizar la vitamina D.

Es reguladora del metabolismo y estimula la fabricación de neurotransmisores como la serotonina, responsable de nuestra sensación de bienestar.

¿Cómo aprovecharla? Saliendo en mangas cortas todos los días (de diez a quince minutos, a la mañana o al mediodía) o bien programando un paseo semanal (de dos a tres horas) para recargar las baterías de rayos UV.

  1. Caminar

Realizar esta actividad al aire libre, preferentemente por un lugar verde, nos reposiciona en nuestra ecología interior y nos permite expandirnos.

¿Por qué nos pone de buen humor? Reconectar nuestro cuerpo con el espacio y entrar en contacto con lo que nos rodea nos ayuda a sentirnos mejor. La mente se va abriendo con los pasos, dejamos de lado los pensamientos obsesivos y observamos lo que nos sucede con un poco más de distancia.

  1. Organizar el día

Planificar las actividades a realizar, incorporar ejercicio físico o de relajación y no realizar tareas aceleradamente es una buena forma de asentar los objetivos de la jornada.

  1. Comer sano sólo por diversión

El credo de Rebecca Leffler, autora de “Green Glam Attitude” es “Sos lo que comés”. Para estar bien, hay que comer bien. Pero hay una excepción: “La paradoja de la comida sana es que nos estresa, nos parece complicada de cocinar y aburrida de comer. No es ninguna de esas cosas. Podemos sentirnos bien y también divertirnos comiendo así”.

¿Por qué nos pone de buen humor? “Cuando estamos bien alimentados, el cuerpo se relaja y el cerebro se expande”.

¿Cómo lograrlo? Adaptando recetas “good mood” como esta mousse de chocolate: mezclá la pulpa de una palta madura (rica en grasa buena para el cerebro y en fibras que ayudan a la digestión) con dos o tres cucharadas de cacao en polvo (el contenido de magnesio es milagroso para calmar la mente y recuperar energía) y dos dátiles sin piel para endulzarla. Agregar una pizca de sal, una de canela (es antiinflamatoria) y una cucharada de café más 100 ml de leche vegetal para darle consistencia.

¿Cuándo hacerlo? Cada vez que tengamos ganas de comer algo rico que no nos caiga mal.

  1. Motivarse

Los habitantes de Okinawa, en Japón, no sólo viven más tiempo sino que su aptitud para la felicidad sobrepasa en mucho a la nuestra.

¿Su secreto? Saben reconocer su punto de equilibrio o ikigaï, o la razón por la que quieren levantarse de la cama todos los días si tenemos que traducir la expresión.

¿Por qué nos pone de buen humor? Es muy liberador reconocer lo que sabemos que amamos y nos encanta hacer, lo que nos da sentido y nos satisface al mismo tiempo.

¿Cómo lograrlo? Al despertarnos, nos preguntamos qué necesitamos y de quién nos queremos ocupar ese día. ¿De nosotros mismos? ¿De un ser querido? Regalarse esta atención es el primer paso para acceder a una mejor razón para levantarnos a la mañana. Esto nos permite crear un espacio para que suceda lo que queremos que suceda.

¿Cuándo hacerlo? Todos los días, porque el punto de equilibrio cambia constantemente.

Comentarios