-1° C
Clear
Clear

El 40% de los bonaerenses no tienen cobertura médica

Así se desprende de un informe realizado por el Observatorio de la Deuda Social Argentina, en relación a los ciudadanos que sólo se atienden con el servicio público porque carecen de obra social, mutual o prepaga. Entre los dos grupos, hay una diferencia en “la prestación, los tiempos de espera y la calidad de atención”.

Por Redacción

sábado 21 de abril, 2018

El Observatorio de la Deuda Social Argentina realizó un informe sobre las prestaciones de salud en la provincia de Buenos Aires del que se desprende que un 40% de las personas no cuentan con cobertura médica.

“El 40% no tienen cobertura médica y se atienden en hospital público. No es que no tienen cobertura porque el Estado brinda. Si podemos diferenciar a esas personas que no están dentro de un sistema por obra social o mutual o prepaga. Este 40% tiene características diferentes notorias en cuanto a lo que sería la calidad de la atención médica, en función de tiempos de espera, de satisfacción“, afirmó Solange Rodríguez Espíndola, Docente e Investigadora de la UCA, en diálogo con Radio Mitre Mar del Plata.

El objetivo del informe fue, además de hacer el relevamiento, observar las diferencias de los dos grandes grupos entre quienes tienen cobertura y quienes no. Contar con una asistencia te brinda “un perfil de atención y calidad distinto”. En contrapartida, “7 de cada 10 de los que se atienden en hospital publico esperó más de una hora para la atención”.

Uno de los principales indicadores que llevan a la falta de cobertura es “la precaridad laboral”, es decir que “el aumento no es notorio o elevado, pero sí va en paralelo a las condiciones de empleabilidad”.

“Por ser ciudadanos tenemos una cobertura pública. Además, también tenemos una obra social los que estamos en blanco, y a veces también aportamos a una prepaga. La calidad de atención es la diferencia”, destacó Rodríguez

Por último, la investigadora apuntó que, “en determinadas especialidades médicas hay una mayor demanda y menor cantidad de recursos en los hospitales públicos”, pero que los profesionales, en cuanto a su formación, no tienen diferencias. “La prestación, los tiempos de espera y la calidad de atención, difieren”, concluyó.

Comentarios