8° C
Clear
Clear

El Salto: aliado para bajar de peso

Permite quemar calorías y al mismo tiempo tonificar debido a la fuerza que se ejerce con las piernas. Variantes para integrar a la rutina de entrenamiento.

Por Gimena Rubolino

miércoles 16 de mayo, 2018

  1. Saltar la soga: De acuerdo con la licenciada en Nutrición deportiva Tatiana Fuentes incluirla en una rutina de ejercicios, genera intervalos de alta intensidad los cuales contribuyen a quemar el gasto calórico. Entre sus beneficios se destacan: Tonifica los músculos; mejora la circulación sanguínea; aumenta la capacidad pulmonar; quema calorías; ayuda a la eliminación de toxinas; contribuye a reducir el estrés y a mejorar la actividad cerebral.
  2. Trampolin o mini trump: El especialista en nutrición deportiva Jorge Andrea lo recomienda como una alternativa para trabajar alta intensidad y reducir el impacto. Se puede realizar en clases de gimnasio o incluir en rutinas de entrenamiento. Consiste en saltar sobre un pequeño trampolín en forma continua y con movimientos de saltos y algunos coreográficos. Es cuestión de probarlo y animarse.
  3. Kangoo Jumps: es un calzado transformado en trampolín que permite realizar gran cantidad de actividades físicas. Por medio de saltos se fortalece la musculatura, mejora el equilibrio y se hace una quema importante de calorías. Se utiliza tanto en el fitness como en la rehabilitación médica de personas con problemas en las articulaciones como las rodillas y tobillos. Su forma de llevar adelante los ejercicios reduce hasta en un 80% el impacto, una característica que ofrece seguridad física a quienes practican actividad deportiva de forma habitual.
  4. Salto al cajón: Es un ejercicio muy utilizado en el Crossfit. Permite trabajar todos los músculos del tren inferior así como de la zona media que se contraen para ayudarnos a tomar impulso. Se trata de un ejercicio pliométrico, que desarrolla la fuerza explosiva y que permite quemar calorías al mismo tiempo. Para que el salto al cajón sea bien realizado y seguro, es importante caer sobre el cajón con ambas piernas al mismo tiempo, y apoyar todo el pie sobre la superficie. De igual manera, debemos caer con las rodillas flexionadas para amortiguar el salto y posteriormente realizar una extensión para alinear piernas y cadera antes de descender. Podemos descender con un paso hacia atrás o con un nuevo salto.
  1. Sentadilla con salto: Se trata de un movimiento que apunta a un salto vertical máximo iniciado después de un descenso excéntrico controlado, hasta que los muslos queden paralelos al suelo. Los últimos estudios de investigación han demostrado que el entrenamiento con sentadillas con salto a intensidades bajas o moderadas puede mejorar la potencia muscular en actividades de salto. Además de esto, proporcionan una mayor ganancia en cuanto a potencia muscular si lo comparamos con los entrenamientos específicos con sobrecarga o con los entrenamientos pliométricos, incluso pueden ser tan efectivos como la combinación de ambos.

Comentarios