12° C
Partly Cloudy
Partly Cloudy

Ricardo Jaime inició una huelga de hambre en la cárcel de Ezeiza

El ex secretario de Transporte de la Nación tomó la decisión porque la Cámara de Casación le aumentó la pena y le sumó la acusación de estrago culposo en la causa por la tragedia de Once.

Por Redacción

jueves 24 de mayo, 2018

El ex secretario de Transporte Ricardo Jaime inició una huelga de hambre en la cárcel de Ezeiza. Lo hizo para “hacer visible lo que está sucediendo con algunos jueces de la Argentina”, días después de que la Cámara de Casación le aumentara la pena y le sumara la acusación de estrago culposo en la causa por la tragedia de Once.

“Estoy en huelga de hambre desde el día 8 (de mayo), una vez conocida la noticia del fallo de la Cámara, que no sólo me aumentó la pena sino que me acusó de estrago, algo de lo que el tribunal no me acusaba. El fallo inicial era por malversación. Yo dejé la administración pública en 2009, sin tener ningún accidente con víctima alguna”, dijo Jaime en la mañana del jueves.

En diálogo con Gustavo Sylvestre por Radio 10, el ex funcionario del kirchnerismo explicó que inició la huelga porque el fallo de los jueces Eduardo Riggi y Carlos Mahiques es “eminentemente político”: “Es un ataque a mi persona y al proyecto político que defendí durante seis años“.

“La figura de estrago no me corresponde, porque me fui de la secretaría de Transporte en 2009 y el accidente en la estación de Once fue en 2012. ¿Qué responsabilidad puedo tener yo cuando quedó demostrado que fue culpa del motorman, quien ya fue condenado por eso?”, se preguntó Jaime, quien aseguró que la huelga de hambre “está constatada por personal de Servicio Penitenciario” en el penal de Ezeiza.

El pasado 8 de mayo, la sala 3 de la Cámara Federal de Casación Penal elevó a 8 años de cárcel la pena para el ex secretario de Transporte por la tragedia ferroviaria de Once. El fallo, con el el voto de dos de los tres magistrados, redujo las condenas al sucesor de Jaime, Juan Pablo Schiavi, y al empresario Claudio Cirigliano.

Hasta ese momento, Jaime estaba condenado a 6 años al ser considerado partícipe necesario de administración fraudulenta. Sin embargo, la Cámara decidió sumarle un cargo y subirle la condena. El cordobés, sin embargo, no está preso por esa tragedia, porque la pena aún no está firme; sino por enriquecimiento ilícito, entre otras cosas, según detalló Clarín.

“La idea mía es continuar con la huelga de hambre para hacer visible lo que está ocurriendo con algunos jueces de la Justicia argentina. Espero que esto se revea. Sabemos que la tragedia ocurrió por una causa humana. No se sabe la razón, pero (Marcos, el motorman) Córdoba no freno y desactivó frenos de emergencia. Esto está probado. Es un gran contrasentido que el organismo que debía controlar a los trenes quede absuelto y se condene a las autoridades políticas”.

Comentarios