Llamativa venta de “gramófonos” en las esquinas de la ciudad

La curiosidad comenzó a correr entre los marplatenses. Un joven parado en la calle con un cartel de “Se vende” sobre los dispositivos. “Es una estafa”, aseguraron desde el Municipio.

Por Redacción

martes 19 de junio, 2018

Una curiosidad comenzó a difundirse por los marplatenses a través de las redes sociales. En distintos puntos de la ciudad se observaba a vendedores ambulantes que ofrecían sus “Gramófonos”, un artículo difícil de encontrar en buen estado. Algunos se aventuraban a decir que comercializaban estupefacientes, aunque se pudo determinar que se trata de estafadores.

La operatoria era la misma. Un joven parado en la vereda, con un gramófono en la mano y un cartel escrito en computadora que decía: “Se vende”. Tras las consultas, los vendedores señalaban que “no lo usaban”, lo “heredaron”, lo compraron “en San Telmo” y demás excusas. El precio solía empezar alto, pero se regateaba hasta lo máximo que pudiera dar el comprador en ese momento.

“Pusimos los inspectores en calle a prestar una atención especial a este tipo de eventos. No tienen ningún papel, es una estafa. Recomendamos comprar artículos que se encuentren habilitados, con dirección física y poder reconocer al comprador”, señaló el titular de Inspección General, Emilio Sucar Grau, en diálogo con Radio Mitre Mar del Plata.

El programa Antes que sea tarde, comenzó a develar este “misterio” que corría entre los marplatenses. Los supuestos vendedores se instalaban en distintos puntos: Constitución y Tejedor, Libertad y Maipú, Alberti y Güemes, Güemes y Paso… Puntos estratégicos con el fin de deshacerse de los “gramófonos” y llevarse una cantidad importante de dinero.

“Lo primero que se hace es secuestrarle los productos que están vendiendo, pedir la acreditación de origen, se le labra un acta para que se presente ante el Juez de Faltas. Es una venta que no es lícita, no tiene autorización y es importante la procedencia“, destacó Sucar Grau.

Por último, el funcionario consideró que “hay una organización detrás de esto” y “no es la primera vez que pasa”. Se trata de una nueva modalidad de venta ambulante, que “hace que se dificulte dar con ellos”, pero aseguró que los inspectores “estarán atentos”.

Comentarios