30° C
Clear
Clear

A 28 años de la final perdida con Alemania en Italia 90

Aquel 8 de julio, Alemania Federal rompió el sueño del bicampeonato argentino, en un Mundial cargado de anécdotas.

Por Redacción

domingo 8 de julio, 2018

El 8 de julio de 1990, en el Mundial de Italia, Argentina perdió la final ante Alemania Federal. El único gol del partido lo anotó Andreas Brehme a 5 minutos del final, tras un polémico penal que cobró el árbitro mexicano Codesal.

El 8 de julio de 2014, en el Mundial de Brasil, el local fue goleado 7-1 por Alemania en las Semifinales, en un partido que quedará para la historia del fútbol.

El 8 de julio se convirtió en un día histórico para el fútbol alemán por dos particulares conquistas. La primera nos toca de cerca, ya que fue la final del Mundial de Italia 1990, mientras que la segunda fue el 7 a 1 a Brasil, en la semifinal del Mundial 2014.

Se cumplen 28 años desde aquel día que Alemania Federal derrotó por 1 a 0 a Argentina, con el gol de Andreas Brehme a 5 minutos del final, tras un polémico penal que cobró el árbitro mexicano Codesal.

Argentina venía de consagrarse en el 86 y en esta edición de la Copa del Mundo precisó de los penales para avanzar de ronda en los cuartos de final y la semifinal. Allí brilló Sergio Goycochea, quien fue titular tras la lesión de Nery Pumpido, que atrapó dos tiros en cada serie. De esta forma, la albiceleste provocó el recordado “siamo fuori della copa” y llegó a la final.

Para el conjunto nacional quedaron muchas anécdotas de ese mundial. Además de la mencionada del “Goyco”, otro hito en la historia fue el “bidón de Bilardo”. El jugador brasileño Branco acusó luego del partido que sufrió una intoxicación luego de tomar agua de una botella entregada por el cuerpo médico argentino.

Párrafo aparte es el contexto que rodeo a Maradona. Llegó campeón con el Napoli, pero disminuido físicamente y con el tobillo izquierdo en mal estado. Jugó infiltrado todos los partidos, entrenó con un botín cortado por una inflamación en la uña, pero aun así logró sacar de la galera una gran jugada para que Caniggia defina contra Brasil y marcó un penal clave ante Italia.

En la final ante Alemania poco pudo hacer. En ese marco, insultó por televisión a millones de italianos que silbaron el himno argentino en el Olímpico de Roma, no saludó al entonces presidente de la FIFA, Joao Havelange, en la entrega de medallas, y se largó en llanto.

Alemania Federal (ese mismo año se unificarían) se impuso en una final donde el fútbol vistoso estuvo ausente. Codesal sancionó aquel discutido penal que le terminó dando el triunfo a los alemanes, mientras que Argentina se volvió a casa en las vísperas del bicampeonato.

Comentarios